Publicado: 03.07.2016 21:46 |Actualizado: 03.07.2016 22:16

Los maestros mexicanos se levantan contra el Gobierno de Peña Nieto en defensa de la educación pública

Los sindicatos protestan contra una reforma que ven como el primer paso para privatizarla. El Ejecutivo ha contestado con violencia, cargando con dureza contra las organizaciones sociales y provocando varios muertos en los enfrentamientos. Los maestros llevan a cabo numerosos bloqueos de carreteras y reivindican la auto-organización ciudadana

Publicidad
Media: 4.27
Votos: 11
Comentarios:
Los maestros marchan contra la reforma educativa del presidente mexicano Enrique Pena Nieto, en Monterrey, México, este viernes. REUTERS/Daniel Becerril

Los maestros marchan contra la reforma educativa del presidente mexicano Enrique Pena Nieto, en Monterrey, México, este viernes. REUTERS/Daniel Becerril

MÉXICO.- Las disputas entre maestros públicos y autoridades en México son recurrentes desde hace años, pero el nuevo estallido social en Oaxaca evoca la grave crisis que atravesó ese estado sureño hace exactamente una década porque los problemas políticos y sociales de fondo permanecen, según los analistas.

La mecha la ha prendido una reforma educativa del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, rechazada con especial virulencia por la Sección 22 (oaxaqueña) de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el mismo grupo que se puso en pie hace diez años.

"El problema de fondo es estructural, las condiciones que existían en 2006 aún hoy en día prevalecen", explica el presidente de la Liga Mexicana por los Derechos Humanos de Oaxaca, Isaac Torres Carmona. El exsecretario de Gobierno (exministro del Interior) oaxaqueño Jesús Martínez Álvarez coincide en parte en esa percepción porque los problemas que subyacen son "la pobreza y la desigualdad, atribuibles a malos gobiernos". "Oaxaca y (su vecino estado) Chiapas (cuna de la insurgencia zapatista) son estados con la más alta marginación del país, en infraestructura, agua potable, vivienda", sentencia Martínez.

Estudiantes y activistas denuncian la represión del Gobierno mexicano contra las protestas de la reforma educativa. REUTERS

Los integrantes de la (CNTE) han anunciado que el próximo martes 5 de julio comenzarán una huelga indefinida en protesta contra la reforma educativa. Además, los maestros de la CNTE marcharán a partir de las 16:00 horas de ese mismo día del Ángel de la Independencia al Zócalo de la Ciudad de México, indica un comunicado sobre los acuerdos alcanzados entre las secciones de la Coordinadora.

La tensión de las protestas se ha intensificado progresivamente desde que el pasado mes de junio los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas gubernamentales en Asunción Nochixtlán, a cien kilómetros al noroeste de la capital oaxaqueña, causó ocho muertos, según cifras oficiales, y más de una decena de heridos, según los profesores.

Además, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) acaba de instar al Gobierno de México a que investigue las recientes muertes de Salvador Olmos García, conductor de una radio comunitaria oaxaqueña, y de Elpidio Ramos, reportero de un diario de Oaxaca, este último fallecido en el enfrentamiento en Asunción Nochixtlán.



Bloqueos de carreteras

Los maestros han concentrado sus actos de protesta de los últimos días en el bloqueo de carreteras tanto en Chiapas como en Oaxaca. El pasado viernes el Gobierno mexicano lanzó un ultimátum a los profesores y dijo que tenían que terminar con los bloqueos. Sin embargo, el sábado se contabilizaron al menos otra decena de ellos, que han continuado este domingo. 

- Fotografía cedida por la agencia Quadratín que muestra a manifestantes que bloquean la Autopista del Sol hoy, viernes 1 de julio de 2016, en Chilpancingo, estado de Guerrero (México). El secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, advirtió

Fotografía cedida por la agencia Quadratín que muestra a manifestantes que bloquean la Autopista del Sol este, viernes 1 de julio de 2016, en Chilpancingo, estado de Guerrero (México). 

En un comunicado, la CNT ha manifestado que las acusaciones sobre el “supuesto desabasto de productos básicos” argüido por Peña Nieto es solo un pretexto para reprimir su movimiento. “Sale a amenazar a los padres y maestros, maestros y maestras de Oaxaca para quitar los bloqueos con un discurso acusatorio hacia el magisterio, culpándolo erróneamente de un supuesto desabasto que no existe, pues las evidencias del pueblo organizado demuestran que en Oaxaca, la única carencia, es de gobernabilidad”, indicaron.

De acuerdo con el diario mexicano La Jornada, un grupo de unos 40 alcaldes de Oaxaca se ha colocado del lado de los maestros y han condenado el ultimátum del Gobierno, exigiendo una mesa de diálogo en la que se dé respuesta a las exigencias del movimiento.