Publicado: 12.11.2015 18:32 |Actualizado: 12.11.2015 18:33

Marina Albiol acusa a Bruselas de dar dinero a África a cambio de que haga "el trabajo sucio con los refugiados"

La portavoz de IU en el Parlamento Europeo califica de "chantaje" el acuerdo alcanzado en la cumbre de Malta para atajar la inmigración: un fondo fiduciario de 1.800 millones

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Marina Albiol durante una de sus intervenciones en el Parlamento Europeo. - IZQUIERDA UNIDA

Foto de archivo de Marina Albiol durante una de sus intervenciones en el Parlamento Europeo. / IZQUIERDA UNIDA

MADRID.- La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha calificado de "chantaje" el acuerdo alcanzado hoy en Malta para atajar la inmigración entre la Unión Europea y África. Con el fondo fiduciario de 1.800 millones de euros que aportará Bruselas (la mitad de los previstos en un principio), los firmantes pretenden desarrollar proyectos que que frenen los flujos migratorios hacia el Viejo Continente.

"Es un chantaje porque a cambio de 1.800 millones, cifra totalmente insuficiente, lo que los mandatarios europeos están pidiendo es la externalización de facto de las fronteras, es decir, que esos países hagan el trabajo sucio con los migrantes y los refugiados”, ha recriminado Albiol, quien ha acusado a los líderes europeos de tratar "una vez más de lavar su imagen haciendo creer que pretenden ayudar a las personas que están viviendo situaciones de enorme peligro, cuando la política exterior y económica de la UE es precisamente una de las causas de su situación actual".



La eurodiputada de IU ha advertido de que "no existe ninguna garantía de que estos fondos no vayan a utilizarse para seguir oprimiendo a la población". "Al contrario, creemos que pueden ser utilizados para la construcción de centros de detención de migrantes en los países de tránsito, para que terceros países hagan el trabajo sucio a Europa”, denunció Albiol, quien también arremetió contra Zapatero y Rajoy por haber “recortado un 70% el presupuesto en cooperación en los últimos cinco años”.

La Comisión Europea, que propuso la medida el pasado 9 de septiembre, quería que el fondo reuniese 3.600 millones de euros, 1.800 procedentes del presupuesto comunitario y otros tantos de aportaciones nacionales, pero las contribuciones nacionales se limitaron finalmente a unos 78,2 millones.

España destinará tres millones, la misma cantidad que Alemania, Francia, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Irlanda, Austria, Bélgica y Luxemburgo. Los más generosos fueron Holanda, con 15 millones de euros, e Italia, con 10 millones. Grecia, Chipre y Croacia fdecidieron no participar en el fondo, mientras que países asociados a la UE como Noruega y Suiza se sumaron con tres y 4,6 millones.