Público
Público

Martelly luchará por la presidencia de Haití en detrimento del yerno de Preval

El popular cantante tendrá como rival a la ex primera dama Manigat

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Combo de fotografías en la que aparecen los candidatos presidenciales haitianos, Mirlande Manigat (i) y Michel Martelly (d). EFE

 

Manigat contra Martelly. La ex primera dama contra el popular cantante antisistema. El Consejo Electoral haitiano se desdijo, aceptó el informe de la OEA y miró a otro lado para hacer públicos unos resultados electorales definitivos que no deseaba, por algo también fueron cómplices del fraude perpetrado por el presidente Preval. Con la eliminación de su yerno, Jude Celestin, de la carrera presidencial, los dos candidatos opositores disputarán la presidencia del país más golpeado del planeta el próximo 20 de marzo.

Puerto Príncipe espero todo el día y toda la noche con el ánimo encogido, recordando el estallido de cólera producido tras conocerse los resultados provisionales en diciembre. En esos incidentes murieron cinco personas. Más de 13 horas conectado con el Consejo Electoral, incapaz de cumplir los plazos establecidos.

Detrás quedaban varias semanas de lucha entre bastidores, donde la comunidad internacional apostó como nunca por mantener y limpiar un proceso electoral que, además, financia. Los países donantes buscan un socio que ponga orden en el estado que también cayó durante el terremoto del 12 de enero.

Sus observadores denunciaron el fraude electoral de noviembre, sus embajadores discutieron a diario con Preval, EEUU retiró la visa a influyentes personalidades cercanas al poder y Hillary Clinton se desplazó a Puerto Príncipe, en medio del huracán egipcio, para dejar claro a Preval que se va a continuar con la reconstrucción al precio que sea.

La gran pregunta ahora es qué pasará el próximo 7 de febrero, día que cumple el mandato constitucional de Preval. El presidente se niega a abandonar el cargo y está decidido a mantenerse hasta mayo. Este dilema, junto al inminente regreso del ex presidente Aristide, estira aún más la crisis del nunca acabar.