Público
Público

Más de 800.000 haitianos siguen viviendo entre escombros

Medio millón de niños continúan en asentamientos marginales, carentes de protección y bajo amenazas de explotación un año después del terremoto que devastó el país

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Haití sigue siendo un país destrozado a un día del primer aniversario del terremoto que causó cerca de 250.000 muertos y 1,5 millones de damnificados. Un año después, 800.000 personas siguen malviviendo en 'condiciones miserables', según ha denunciado Naciones Unidas.

Elisabeth Byrs, la portavoz de la oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), ha recordado que 'tenemos un largo camino por delante, debemos ser realistas' y agregó que el trabajo 'va a durar meses y seguramente años'.

Por su parte, la ONG Save the Children ha denunciado que medio millón de niños continúan viviendo en campamentos y en asentamientos marginales, carentes de protección y bajo amenazas de explotación y maltrato.  

'Un año después nos preguntamos si se ha hecho lo suficiente por Haití'

La organización ha subrayado que antes de la catástrofe del 12 de enero de 2010, 'aproximadamente 1.200.000 niños y niñas eran vulnerables a la violencia, el maltrato y la explotación'. 'El terremoto empeoró la situación'.

'Un año después nos preguntamos si se ha hecho lo suficiente por Haití y la respuesta es no, aún no', señaló en un comunicado la responsable de Programas Internacionales de Save the Children, Lucía Losoviz, quien instó a 'aumentar los esfuerzos' para mejorar la situación en el deprimido e inestable país caribeño.

Byrs señaló que actualmente 810.000 personas viven en 1.150 campos de refugiados esparcidos por todo el país, tanto los organizados por distintas organizaciones humanitarias como los asentamientos espontáneos. Actualmente el Programa Alimenticio Mundial (PAM) alimenta a 2 millones de personas, dos millones menos que durante los primeros meses tras la catástrofe.

Las ONG destacan que la inestabilidad política ha dificultado su trabajo

Las principales ONG culpan al gobierno haitiano del retraso en la reconstrucción del país tras el seísmo. Cruz Roja, Médicos sin Fronteras, Acción Contra el Hambre o Ayuda en Acción, entre otras, han destacado que la ineficacia del Gobierno haitiano y la inestabilidad política ha dificultado y retrasado su trabajo, además de que le achaca que no haya empezado las tareas de desescombro y reconstrucción de viviendas para la población.

Con motivo del primer aniversario del terremoto, todas estas organizaciones han hecho público un balance de su labor y han expresado su intención de permanecer en Haití para seguir atendiendo a la población y para ayudar en la reconstrucción del país.