Publicado: 10.12.2015 09:46 |Actualizado: 10.12.2015 09:46

El matrimonio infantil afecta al 40 % de las menores de África subsahariana

Pese a que los tratados de derechos humanos de la mujer y del niño acordados por los estados africanos establece que la edad mínima para contraer matrimonio deber ser de 18 años, el continente sigue presentando las tasas más altas de matrimonio infantil.

Publicidad
Media: 1
Votos: 2
Comentarios:
Matrimonio de conveniencia entre un hombre y una menor de edad

Matrimonio de conveniencia entre un hombre y una menor de edad

NAIROBI.- La ONG Human Rights Watch (HRW) pidió hoy a los gobiernos africanos que coordinen acciones, junto a líderes religiosos y de la comunidad, para mejorar las leyes y la conciencia pública para acabar con el matrimonio infantil, que sólo en África Subsahariana afecta al 40 por ciento de las menores.

Pese a que los tratados de derechos humanos de la mujer y del niño acordados por los estados africanos establece que la edad mínima para contraer matrimonio deber ser de 18 años, el continente sigue presentando las tasas más altas de matrimonio infantil.



"No hay una solución única para acabar con el matrimonio infantil. Los gobiernos africanos deben comprometerse a realizar un cambio integral que incluya una reforma legal, así como el acceso a una educación de calidad y a información y servicios de salud sexual y reproductiva", afirmó la investigadora de HRW en África Agnes Odhiambo.

Con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, HRW publicó el informe "Acabar con el matrimonio infantil en África: abriendo las puertas a las niñas a la educación, sanidad y protección contra la violencia", en el que alerta de los riesgos a los que están expuestas estas menores.

Con el matrimonio, explica, termina la educación de la menor, la expone a la violencia doméstica y sexual y aumenta los riesgos de muerte por maternidad temprana o por VIH.

Aunque muchos factores contribuyen al matrimonio infantil, la pobreza es uno de los principales motivos por el que la familia puede ver el matrimonio temprano de su hija como un medio para la supervivencia económica, con un hijo menos que alimentar o educar.

Según HRW, en al menos 20 países africanos se permite a las niñas casarse antes de los 18 años a través de leyes que contemplan excepciones en caso de consentimiento de los padres.

También la falta de acceso a la educación puede contribuir al matrimonio infantil, así como las creencias tradicionales sobre los roles de género, que siguen subordinando a niñas y mujeres.

"Los funcionarios del Gobierno no pueden lograr un cambio por sí solos, deben trabajar con los líderes religiosos y de la comunidad que juegan un papel influyente en la conformación de las normas sociales y culturales", apuntó Odhiambo.

Según estimaciones de Unicef, si no se producen avances en la prevención del matrimonio infantil, el número de niñas casadas en África aumentará de 125 millones hasta los 310 millones en 2050.