Público
Público

McCain mete miedo con Al Qaeda para atacar a los demócratas

Clinton se justifica ante una posible derrota ante Obama en el caucus de Washington

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

John McCain ya se siente ganador en el lado republicano. Con la retirada el jueves de Mitt Romney, que le seguía en una alejada segunda posición, McCain ha movido el punto de mira y ha comenzado a disparar a los demócratas.

Para McCain, ni Barack Obama ni Hillary Clinton saben lo que hay que hacer en Irak. Los demócratas ya han anunciado que en caso de llegar a la Casa Blanca, tras las presidenciales de noviembre, retirarán las tropas de Irak lo antes posible.'Creo que la retirada tendría consecuencias catastróficas.

Al Qaeda proclamaría ante el mundo que ha derrotado a EEUU y creo que en ese caso nos perseguirían hasta nuestra propia casa', dijo McCain en Norfolk, Virginia, sede de una importante base naval.Para el senador por Arizona, los demócratas están 'profundamente equivocados' en los principales asuntos de la campaña.

Además, McCain dice que tanto Obama como Clinton son incapaces de reconocer que la actual escalada militar estadounidense en Irak está teniendo éxito en su objetivo de reducir la violencia.'No lo reconocen y se trata de un tema que va a ser clave durante la campaña', dijo McCain.

El republicano también aprovechó para criticar, en un Estado con una importante presencia militar, los recortes en el presupuesto de Defensa de las anteriores administraciones.

Caucus de Washington

Obama fue el más contundente en su respuesta sobre Irak: 'Fue un enorme error estratégico por parte de EEUU. Nos ha hecho menos seguros y nos ha costado mucho en sangre y dinero'.

La senadora por Nueva York prefirió declararse como la persona más adecuada para enfrentarse a McCain. 'Tenemos que presentar un candidato que pueda enfrentarse cara a cara con McCain en los temas de seguridad nacional, en la economía, en la sanidad y en todo. Creo que soy la mejor preparada', dijo en el Estado de Washington, donde hacía campaña para el caucus que demócratas y republicanos celebraron ayer.

Tras la resaca del supermartes los candidatos de los dos partidos se concentraron en los caucus de Washington y Luisiana, que se disputaban ayer junto a las primarias demócratas de Nebraska e Islas Vírgenes. Clinton acusó a Obama de tener un plan sanitario deficiente, mientras el senador por Illinois dijo que se han pasado demasiado tiempo hablando de sus diferencias 'en lugar de las cosas buenas que tienen en común'.

La ex primera dama se preparó ante una posible derrota en Washington, justificando que sus votantes tienen que trabajar y que el formato del caucus no les permite votar a lo largo de todo el día.