Publicado: 18.10.2015 16:52 |Actualizado: 18.10.2015 16:52

Merkel se compromete a acelerar el proceso de incorporación de Turquía a la UE

La canciller cree que podría alcanzarse un acuerdo en política monetaria y económica para finales de año

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El primer ministro de Turquía, Ahmed Davutoglu, y la canciller alemana, Angela Merkel. REUTERS

El primer ministro de Turquía, Ahmed Davutoglu, y la canciller alemana, Angela Merkel. REUTERS

ANKARA.- El primer ministro de Turquía, Ahmed Davutoglu, y la canciller alemana, Angela Merkel, han acordado poner en marcha un proceso para acelerar algunos aspectos pendientes en la propuesta de incorporación turca a la Unión Europea a cambio de la colaboración de las autoridades turcas en la gestión del crítico flujo de inmigrantes y refugiados procedentes en su mayoría del conflicto sirio.

En el encuentro que ambos han mantenido hoy en Turquía, Davutoglu ha precisado que uno de estos primeros puntos será el establecimiento de un nuevo sistema que permitirá a los turcos viajar sin visado por los países de la UE. Merkel, por su parte, se ha referido a la situación en términos generales, asegurando que su país hará todo lo posible para acelerar el acceso de Ankara al bloque europeo.



Política económica

La canciller Merkel se ha declarado dispuesta a comenzar por las condiciones políticas y monetarias como primer obstáculo a salvar en las futuras negociaciones con Turquía, pero ha advertido de que los siguientes episodios se centrarán en los apartados de Derechos Humanos, Justicia, Libertad y Seguridad, reflejados en los distintos capítulos del marco legal que regula los acuerdos de adhesión.

"Alemania", ha apuntado la canciller, "está preparada para abrir el capítulo 17, y comenzar con los preparativos de los capítulos 23 y 24. Podremos hablar luego sobre los detalles".

Ambos líderes han coincidido no obstante en que la solución a la actual crisis pasa por el fin de la guerra en Siria a través de una solución política y negociada entre las partes implicadas.

En este sentido, Davutoglu ha transmitido su preocupación ante la posibilidad de que la nueva campaña liderada por las fuerzas del presidente sirio en la ciudad de Alepo, dividida entre Ejército, insurgentes e islamistas, pueda causar una nueva ola de inmigrantes.

Por ello, Davutoglu ha reiterado la necesidad de abrir una "zona de seguridad" en el norte de Siria --una idea que su país lleva meses argumentando con escaso apoyo internacional-- para gestionar mejor la llegada de inmigrantes a territorio turco.