Publicado: 30.03.2016 22:33 |Actualizado: 30.03.2016 22:33

Miles de palestinos se manifiestan el 40 aniversario del Día de la Tierra

Conmemoran la muerte de seis palestinos en 1976 en protestas contra la expropiación de tierras: "Las políticas racistas de Israel están diseñadas para consolidar la idea de un Estado judío"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
REUTERS/Ammar

Un padre palestino lleva a su hijo en brazos durante las manifestaciones del Día de la Tierra de 2016. REUTERS/Ammar

JERUSALÉN.- Miles de palestinos salieron hoy en Israel y en los territorios ocupados a manifestarse en una jornada de huelga general con motivo del Día de la Tierra, en la que conmemoran la muerte de seis palestinos en 1976 en protestas contra la expropiación de tierras.

Los actos, convocados por el Comité de Seguimiento de la minoría árabe de Israel, tuvieron lugar en el Négev (sur) y la Galilea (norte), en una serie de manifestaciones en las que no se registraron episodios violentos.



"La huelga ha tenido un éxito notable. También sabemos de muchos ciudadanos que han llegado a los actos en el Négev y la Galilea"

"La huelga ha tenido un éxito notable. También sabemos de muchos ciudadanos que han llegado a los actos en el Négev y la Galilea", dijo a medios locales Mohamed Barake, presidente del Comité, que vio en los índices de participación "un mensaje claro" al Gobierno de Israel sobre la determinación de la minoría árabe de luchar por sus derechos.

En declaraciones al periódico digital Ynet, Barake puntualizó que Israel "debe defender a cualquier precio" los derechos de la minoría árabe, y recalcó que esta es "una lucha legítima". Las conmemoraciones este año han estado rodeadas de una cierta crítica por parte de miembros de la minoría árabe, que representa alrededor del 20 por ciento de la población de Israel.

"El Comité no nos representa y no puede obligarnos a hacer huelga. Todo el tiempo hablan pero no hacen nada serio. Ha llegado el momento de buscar dirigentes que puedan luchar de forma profesional", dijo al mismo medio un comerciante de la ciudad de Acre, en el norte.

"El Comité no nos representa y no puede obligarnos a hacer huelga. Todo el tiempo hablan pero no hacen nada serio. Ha llegado el momento de buscar dirigentes que puedan luchar de forma profesional"

La jornada coincide este año con un notable deterioro en la convivencia entre palestinos y judíos dentro de Israel a raíz de la ola de violencia que sacude la región desde principios de octubre de 2015, en la que han muerto 204 palestinos, más de dos tercios de ellos atacantes o presunto atacantes de israelíes.

Los ataques han causado, asimismo, 30 israelíes muertos, tres extranjeros y un palestino.

El ataque, en enero pasado, por parte de un árabe-israelí contra un pub en Tel Aviv -en el que murieron tres personas-, o el caso de un soldado israelí que supuestamente remató la semana pasada a un palestino en la ciudad cisjordana de Hebrón, en un suceso grabado por activistas de derechos humanos, han enrarecido aún más el ambiente entre ambas comunidades.

También ha contribuido ello recientes leyes aprobadas en el Parlamento israelí (Kneset), entre otras, una aprobada en primera lectura que permitirá expulsar a diputados de la cámara, presentada a raíz de un polémico encuentro de diputados árabes con familiares de atacantes palestinos.

El Día de la Tierra comenzó a conmemorarse en Israel en 1977, y desde entonces se ha expandido también a los territorios ocupados como jornada de protesta por la expropiación de tierras palestinas.

"Las políticas racistas de Israel están diseñadas para consolidar la idea de un Estado judío. En lugar de apoyar la solución de dos estados en las fronteras de 1967"

"Las políticas racistas de Israel están diseñadas para consolidar la idea de un Estado judío. En lugar de apoyar la solución de dos estados en las fronteras de 1967, el gobierno israelí continua considerando toda la Palestina histórica como parte de Israel", señaló en un comunicado el negociador jefe palestino, Saeb Erekat, también secretario general de la OLP. Y recordó en ese sentido los sucesivos intentos de Israel de desplazar a varias comunidades palestinas de Jerusalén Este, Hebrón y el Valle del Jordán, así como a los beduinos del desierto del Négev.

La principal de las protestas fuera de Israel tuvo lugar hoy en la franja de Gaza en la forma de una gigantesca muralla artística de 2,3 kilómetros de largo, en la cual distintos artistas narraron la historia de Jerusalén. El objetivo fue denunciar los intentos de Israel de "judaizar" Jerusalén, a decir de uno de los artistas que cita el diario Al Quds.

También construyeron en la franja una maqueta de la Cúpula Dorada en Jerusalén, y de la Puerta de Damasco, una de las más emblemáticas que hay en las murallas de la ciudadela antigua de la ciudad santa.

En Cisjordania se registró un incidente menor cuando el Ejército repelió con balas de caucho a un grupo de manifestantes que cortaron un tramo de verja en la barrera que Israel construyó a partir de 2003 para separarse de Cisjordania.