Público
Público

Mladic evita declararse culpable o inocente en La Haya

El 'carnicero de Srebrenica' se enfrenta a su primera audiencia tras ser arrestado la semana pasada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Antes de sentarse, y como si todavía dirigiese el ejército serbio, Ratko Mladic saludó con una visera puesta y un gesto militar a los jueces el tribunal especial de la ONU para la Antigua Yugoslavia.

'Soy el general Mladic y el mundo entero sabe quién soy', aseguró. 'Defendí a mi pueblo y a mi país [...] No le tengo miedo a nadie [...] Ahora me defiendo a mí mismo', añadió, en referencia a los 11 cargos a los que tendrá que hacer frente.

Entre ellos se incluyen el de genocidio, por orquestar la matanza de alrededor de 8.000 hombres y niños musulmanes en Srebrenica, en 1995. La Fiscalía también lo acusa de crímenes de guerra por el sitio de Sarajevo, que duró cuatro años.

Desafiante, Mladic describió los cargos como 'monstruosos' y 'odiosos'. 'No maté a croatas por ser croatas y tampoco maté a nadie en Libia o África', sentenció al final de la vista que duró aproximadamente una hora y media. Fuera del recinto, supervivientes y familiares de la tragedia de Srebrenica se manifestaban pidiendo justicia.

La actitud rotunda de Mladic no se tradujo en ningún resultado concreto. Al menos no en el que estaba previsto para esta mañana.

Mladic dijo no haber leído los cargos contra él y pidió dos meses para evaluarlos En la vista inicial celebrada en La Haya, el acusado estaba llamado a declararse culpable o inocente de los cargos, aunque las reglas del tribunal le conceden un mes de plazo para revisar la documentación y optar por una de las dos opciones.

El ex general aseguró ser 'un hombre gravemente enfermo' y pidió 'dos meses, sino más', para estudiar toda la documentación del caso, que incluye 37 páginas con el detalle de los cargos y otros textos que le informan sobre sus derechos y el procedimiento.

En su vista inicial, Mladic pidió un receso de 10 minutos para hablar con su abogado y otro de algo más de 20 para exponer, a puerta cerrada, los detalles de su estado de salud.

Sin embargo, el tribunal no está dispuesto a permitir retrasos innecesarios. Su proceso continuará el 4 de julio, en un mes.

'Quiero vivir para verme como un hombre libre', llegó a asegurar Mladic, a pesar de que su defensa aseguró este jueves que padece cáncer. Ambos argumentos chocan con lo que algunos analistas consideran tácticas de retraso del proceso, que podría demorarse varios años.

Su superior político, Radovan Karadzic, fue detenido en verano de 2008 y empleó una estrategia similar. Su juicio, tres años después, sólo lleva recorrido un tercio de su andadudura. El de Slobodan Milosevic, ex presidente de Serbia, no llegó a dictar sentencia por la muerte del acusado en su celda en 2006.