Publicado: 07.11.2013 10:56 |Actualizado: 07.11.2013 10:56

Mohamed VI no acepta "lecciones de Derechos Humanos de la ONU" en relación con el Sáhara

"No tenemos intención de hipotecar el futuro de nuestras provincias del sur ni de subordinar el desarrollo del Sáhara a Naciones Unidas" asegura el Rey de Marruecos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pese a las reiteradas protestas, tanto del pueblo saharaui como de la gran parte de la comunidad internacional, Marruecos no da su brazo a torcer en Sáhara Occidental. Ni está dispuesto a hacerlo. El rey Mohamed VI se ha vuelto a mostrar desafiante y ha asegurado que su país "no acepta lecciones" en materia de Derechos Humanos en ese conflicto. Y, además, ha advertido de que no subordinará el desarrollo de este territorio "al nivel de la ONU".

"No tenemos intención de hipotecar el futuro de nuestras provincias del sur ni de subordinar el desarrollo del Sáhara a Naciones Unidas. Por el contrario, vamos a proseguir sin cuartel con nuestra acción por el desarrollo integral" del Sáhara, ha afirmado el monarca alauí en su discurso con motivo del trigésimo octavo aniversario de la Marcha Verde. De esta forma, ha dejado claro que Marruecos "se niega a recibir lecciones" en materia de Derechos Humanos en el Sáhara, especialmente de aquellos que "violan sistemáticamente" esos mismos derechos.

El monarca ha defendido los planes del Gobierno marroquí para dotar de mayor autonomía al Sáhara Occidental y las "importantes reformas" y "grandes proyectos" para este territorio impulsados desde Rabat en los últimos tiempos. Y, pese a las continuas denuncias que recibe de todas partes, ha hecho hincapié en que Marruecos respeta los Derechos Humanos tanto en el norte como en el sur de su territorio, en referencia al Sáhara, y ha lamentado que existan organizaciones y Estados que tengan una "visión distorsionada" que prejuzga críticamente a su país con respecto a este territorio.

"Vamos a proseguir sin cuartel con nuestra acción por el desarrollo integral del Sáhara"

En concreto, ha lamentado la "actitud injusta" que existe contra Marruecos "sobre todo debido al dinero y los beneficios de los opositores", a los que ha acusado de "intentar comprar votos y posiciones" de algunas organizaciones "hostiles" con su país.

En este sentido, ha destacado la "inquebrantable unanimidad" del pueblo marroquí en torno a su "integridad territorial" y ha subrayado que "la causa del Sáhara es la causa de todos los marroquíes sin excepción". "Es un deber que todos tenemos", ha apostillado en su discurso, difundido por la agencia oficial MAP y recogido por Europa Press. A continuación, ha asegurado que Marruecos apuesta por dar una solución "política duradera" al "conflicto artificial" sobre la "integridad territorial" del reino alauí. También se ha referido al tema de la inmigración ilegal y a la lucha contra el terrorismo islamista en el Sahel.