Público
Público

Moratinos ofrece acoger en España a los 52 presos que liberará Cuba

Guillermo Fariñas abandona la huelga de hambre tras el acuerdo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró en la madrugada de hoy que los 52 presos políticos que el Gobierno de Cuba se ha comprometido a liberar en los próximos meses podrán viajar a España si lo desean.

Pocas horas antes de su regreso a Madrid, el jefe de la diplomacia española aseguró que 'el Gobierno ha aceptado la propuesta de que todos aquellos que sean liberados puedan viajar a España si así es su deseo'.

El ministro concluyó el miércoles su visita a Cuba satisfecho de la decisión del Gobierno de Raúl Castro de liberar, de forma gradual y en un plazo máximo de cuatro meses, a los 52 presos políticos del llamado Grupo de los 75 que aún están en la cárcel. Los disidentes fueron detenidos y condenados a penas de hasta 28 años en la ola represiva de la Primavera Negra de 2003.

De esos 52 reclusos, cinco serán liberados de forma inminente y viajarán en breve a España con sus familias.

Una vez fuera de Cuba, los familiares podrán regresar las veces que deseen, mientras que los opositores excarcelados necesitarán una autorización previa del Gobierno de la isla para hacerlo. 'No se excluye la posibilidad de regresar a Cuba', recalcó el ministro.

Además, el Gobierno cubano se ha comprometido a no expropiar las viviendas en Cuba de estos opositores.

Moratinos agregó que, una vez en España, estos disidentes pueden trasladarse a otros países. 'Decidirán dónde quieren ir, nosotros no les vamos a poner ninguna dificultad', indicó, según informa Efe.

Por otra parte, el ministro explicó que la decisión se centró en estos 52 presos porque su condición de prisioneros políticos 'nadie la discute', dada su pertenencia al Grupo de los 75. La disidencia interna cifra en 167 los presos políticos que hay en Cuba, incluidos esos 52.

Tras el anuncio de las liberaciones, Moratinos telefoneó a la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, quien le expresó su satisfacción. En un sentido similar se mostró Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE UU, también en conversación telefónica.

El gesto de las autoridades de la isla no ha movido un milímetro la hostilidad del PP hacia el Gobierno cubano. El presidente del partido conservador, Mariano Rajoy celebró 'las gestiones de la Iglesia católica', pasando por alto cualquier papel del Ejecutivo español. Rajoy apeló a la prudencia a la espera de que se haga efectivo el grueso de las liberaciones.

El líder del PP subrayó que Cuba 'sigue siendo un país no democrático' y minimizó el gesto alcanzado por la mediación del cardenal Jaime Ortega al señalar que los presos políticos excarcelados no van a ser puestos en libertad: 'No debemos olvidar que Cuba sigue siendo una dictadura y que a esas personas, en realidad, se les destierra, porque no pueden andar libremente por la calle', informa Miguel Ángel Marfull.

A Rajoy le respondió desde el PSOE su secretaria de política internacional, Elena Valenciano: 'Es evidente que la mediación de la Iglesia ha sido muy importante, y el diálogo, la herramienta clave. Por tanto, algo de razón tenía el Gobierno cuando también durante la presidencia de la UE defendía el diálogo con la isla. Nos hemos dejado muchos pelos en la gatera frente al acoso del PP, pero ha servido. Estamos en el buen camino y con los resultados que esperábamos', porque 'las cosas en Cuba no cambian de un día para otro', informa Juanma Romero.

Por otra parte, el disidente Guillermo Fariñas abandonó hoy la huelga de hambre y de sed que comenzó hace más de cuatro meses para pedir la libertad de los presos políticos enfermos, según anunció en un comunicado.

En su nota, Fariñas comentaba que pospone su protesta durante el plazo dado por Castro para excarcelar gradualmente a los 52 presos políticos. 'Me comprometo a curarme ante mis hermanos', añadía el periodista en el comunicado.