Público
Público

Musharraf será procesado por el asesinato de Benazir Bhutto

Según la acusación, el general y ex presidente paquistaní, habría organizado el atentado contra la opositora en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, verá interrupido su retiro de la escena internacional en una mansión londinense por un proceso judicial. La Justicia paquistaní ha aceptado juzgarlo por su presunta relación con el asesinato en 2007 de la opositora y ex primera ministra Benazir Bhutto.

El tribunal antiterrorista de Rawalpindi confirmó esta mañana el proceso judicial contra Musharraf. La acusación, encabezada por la Agencia de Investigación Federal (FIA), asegura tener pruebas de que Musharraf evitó proporcionar la seguridad adecuada a Bhutto y ordenó limpiar cuanto antes las pruebas en el lugar del atentado.

Estas acusaciones se desprenden del testimonio del ex jefe de la Policía de Rawalpindi, Saud Aziz, en prisión desde el pasado mes de diciembre. Según Aziz, Musharraf era el responsable de la seguridad de Bhutto durante el mitin que tuvo lugar el 27 de diciembre de 2007 y dio órdenes de que se limpiara con mangueras el lugar de los hechos inmediatamente después del ataque.

Bhutto regresó a Pakistán en octubre de 2007, después de haber pasado nueve años en el exilio. El país comenzaba un proceso electoral del que se esperaba la caída del general Musharraf. En diciembre, durante un mitin, un tiroteo contra su comitiva y una explosión acabó con su vida. 

El tribunal deberá ahora llamar a comparecer al ex presidente paquistaní, que está exiliado en Londres. La próxima audiencia por el caso está fijada para el 12 de febrero. La comisión de la ONU que investigó la muerte de la líder del Partido Popular (PPP) responsabilizó el pasado abril al régimen de Musharraf de no haberle ofrecido la seguridad adecuada y acusó a las autoridades de haber hecho fracasar la investigación del caso de forma 'deliberada'.

La ONU cree que trató de paralizar la investigación y ocultó pruebas de manera deliberada  El informe de la ONU denunció que la Policía de Rawalpindi infligió 'daños irreparables a la investigación' al regar el lugar del crimen y no conservar las pruebas físicas que se encontraban en el lugar. Scotland Yard investigó el atentado y concluyó que Bhutto falleció al golpearse la cabeza después de que un suicida hiciera estallar la carga explosiva que portaba, al finalizar el mitin.

El Gobierno de entonces acusó del asesinato a los talibanes paquistaníes, aunque en el país circulan numerosas teorías de conspiraciones sobre el atentado.