Público
Público

Nace Fair.coop, la cooperativa que combate el capitalismo desde dentro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hoy se ha lanzado Fair.coop, un nuevo envite al capitalismo que se levanta sobre el movimiento cooperativista. Basada en el Faircoin, una divisa al estilo del Bitcoin, es 'la primera vez que se utiliza una criptomoneda para generar cambios sociales', asegura Enric Duran, el activista catalán que, junto a la Cooperativa Integral Catalana (CIC), Michael Bauwens, de la p2pFoundation; o el mismísimo Amir Taaki, desarrollador del Bitcoin e impulsor de Dark Wallet (que creará la billetera virtual CoopWallet para Faircoins), ha lazando el proyecto.

El objetivo de esta iniciativa es atacar el sistema desde dentro con el lema 'hackear el sistema monetario para introducir el virus de la cooperación'. De esta manera, el valor del Faircoin vendrá directamente asociado al nivel de cooperación existente.


La finalidad última es reducir las desigualdades económico-sociales por la vía de la solidaridad y, por este motivo, Fair.coop funciona como una cooperativa abierta, es decir, que a diferencia de las convencionales cualquiera puede participar y colaborar, si bien es cierto que para ser un miembro de pleno derecho se exigen unas pruebas de cooperación. Precisamente por ello contará con su propia red social, FairNetwork, que además de ser un espacio de encuentro y participación para los que quieran sumarse a la iniciativa, responderá a muchas de sus dudas e inquietudes. A ella se añaden también un FairMarket como mercado virtual de productos y servicios y, de cara a enero, el Faircredit, una moneda de crédito mutuo global.

Asimismo, existen tres líneas de acción que favorecen la redistribución financiera. Por un lado, el Fondo del Sur Global pretende luchar contra la exclusión y regenerar la justicia económica con proyectos desarrollados en las zonas más afectadas por la desigualdad y la pobreza. A este fondo le acompañarán, además, los del Procomún y el de Infraestructura Tecnológica, que se aprovecharán de los contactos y experiencia de socios como la p2pFoundation, priorizando los proyectos que puedan llegar al mayor número de gente.

Los promotores del proyecto son conscientes de que 'Fair.coop  es un reto que tiene mucho de experimental y riesgo, pero quienes lo promovemos no somos unos recién llegados, ya hemos demostrado antes que se pueden hacer grandes cosas'.

Con esta ambición, no descartan que en el largo plazo 'el Faircoin se convierta en una referencia de valor, sobre la que los mercados pongan los precios en lugar de hacerlo en euros o en dólares'. De este modo, sería el Faircredit el que quedara como medio de pago entre los cooperativistas, como una referencia del comercio justo y el consumo ético. Algo que, si bien en el pasado podría haber parecido totalmente descabellado, con el tiempo lo parece menos, tal y como recientemente sugería un artículo el Banco de Inglaterra en el que se destacaba el peso que las criptomonedas están ganando en el sistema monetario.

Para evitar posibles desviaciones o dar cabida a la especulación que quiere combatir, la cooperativa cuenta con diferentes consejos (entre ellos, uno por cada Fondo) con sus normativas y votaciones por democracia directa. Además, bastará con que un 10% de los miembros se ponga de acuerdo para promover cualquier iniciativa y llevarla a votación.