Público
Público

Nelson Mandela, totalmente recuperado de su operación y de la infección respiratoria

La familia del expresidente surafricano pide que cesen los rumores sobre su muerte ya que, tras dos semanas ingresado en un hospital de Pretoria, ha hecho "rápidos progresos" y se encuentra en buen estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de Suráfrica, Nelson Mandela, 'se ha recuperado' de la operación a la que fue sometido el pasado diciembre para extrar las piedras de la vesícula, según afirma la Presidencia surafricana. Estas fuentes también aseguran que se ha repuesto de la infección respiratoria que padeció posteriormente y confirman que, a sus 94 años, está volviendo gradualmente a su rutina habitual.

Según la fuente, citada por la agencia local SAPA, los médicos consideran que Mandela, que pasó dos semanas ingresado en un hospital de Pretoria, ha hecho 'rápidos progresos' y continúa mejorando en su casa de Johannesburgo. El presidente surafricano, Jacob Zuma, expresó sus buenos deseos a Mandela y le reiteró 'el amor y el apoyo de todos los sudafricanos'.

La familia de Mandela pidió el mes pasado a los medios que dejaran de lanzar rumores sobre su muerte, y aseguraron que Madiba -nombre del clan de Mandela en lengua xhosa con el que se le conoce cariñosamente en Sudáfrica- se encontraba en buen estado.

El expresidente, premio nobel de la Paz en 1993, reside de manera habitual en Qunu, al sureste del país, y sólo ha regresado a Johannesburgo para someterse a revisiones médicas. La de diciembre fue la tercera hospitalización de Mandela en los últimos dos años, aunque habitualmente se encuentra bajo permanente vigilancia médica en su residencia de Qunu.

Nelson Mandela se convirtió en 1994 en el primer presidente negro de Suráfrica, después de pasar 27 años en la cárcel por su activismo durante 67 años contra el 'apartheid', sistema racista impuesto en el país por la minoría blanca. Lideró una transición considerada modélica que evitó una guerra civil pronosticada por muchos, y es un símbolo mundial de la lucha por los derechos humanos y la democracia.

Su última aparición en público fue en la clausura del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, en julio de 2010.

DISPLAY CONNECTORS, SL.