Publicado: 02.09.2015 15:39 |Actualizado: 04.09.2015 14:37

Una docena de refugiados sirios, entre ellos cinco niños, se ahogan tratando de llegar a la isla griega de Kos

Dos barcos con inmigrantes naufragaron después de abandonar territorio turco.  La dramática imagen de uno de los menores fallecido en la orilla de la playa conmociona las redes sociales en todo el mundo.

Publicidad
Media: 3.89
Votos: 18
Comentarios:
Dos agentes de la gendarmería turca, junto al cadaver de un niño que formaba parte del grupo de refugiados sirios que naufragaron intentando llegar a la isla de Kos. REUTERS/Nilufer Demir

Dos agentes de la gendarmería turca, junto al cadáver de un niño que formaba parte del grupo de refugiados sirios que naufragaron intentando llegar a la isla de Kos. REUTERS/Nilufer Demir

ESTAMBUL.- Una docena de personas personas, al parecer sirias, se ahogaron al hundirse sendos barcos que zarparon del suroeste de Turquía hacia la isla griega de Kos, segun han informado varios medios turcos.

Los dos barcos, que transportaban, en total, unas 23 personas,  habría salido de la zona de Akyarlar en la península de Bodrum. Fuentes de los guardacostas turcos han confirmado que entre los fallecidos se encuentran cinco niños y una mujer. Otras siete personas fueron rescatadas, y dos logrados llegar la costa en los chalecos salvavidas. Hay dos personas desaparecidas, si bien los funcionarios turcos tienen pocas posibilidades de encontrarles con vida.



Fuentes turcas han informado también que un centenar de personas han sido rescatados durante la noche cuando trataban de llegar a Kos. Además, un barco con alrededor de 1.800 migrantes y refugiados de una de las islas llegó al puerto ateniense de El Pireo.

Un agente de la gendarmería turca lleva el cuerpo de un niño que formaba parte del grupo de refugiados sirios que se han ahogado intentando llegar a la isla de Kos. REUTERS/Nilufer Demir

El naufragio de estos inmigrantes sirios ha dejado una de las imágenes más dramáticas del éxodo sirio: la de un un niño pequeño ahogado, varado en la playa de uno de los complejos turísticos principales de Turquía. La imagen, que ha circulado por las redes sociales, muestra un niño pequeño, con un pantalón corto y camiseta granate, boca abajo en la orilla de la playa cerca de Bodrum, una de las ciudades turísticas más populares de Turquía.

Decenas de miles de sirios que huyen del conflicto en su país han descendido este verano por la costa turca del mar Egeo para tratar de llegar a Grecia, su puerta de entrada a la Unión Europea.

Los organismos de ayuda estiman que, durante el mes pasado, cerca de 2.000 personas han estado haciendo diariamente y en botes de goma la corta travesía a las islas situadas en el este de Grecia

Entre enero y julio, las patrullas turcas salvaron a 20.165 refugiados indocumentados en 629 operaciones en las aguas turcas del Egeo, y detuvieron a 42 personas por tráfico ilícito de personas.

Los refugiados suelen pagar entre 900 y 1.200 euros para una plaza en una lancha neumática que los lleve a una de las cercanas islas griegas, pero los naufragios son frecuentes porque a los traficantes "les da igual si se mueren o no", según han afirmado a Efe personas que han realizado este viaje.

Además, miles de personas, en su mayoría africanos, también han estado tratando de llegar a Europa por barco desde Libia hacia Italia. La agencia de refugiados de Naciones Unidas ACNUR dijo que cuatro cuerpos habían sido retirados del Mediterráneo central el martes y 781 habían sido rescatados, en su mayoría naturales de Nigeria, Costa de Marfil y Senegal.

En lo que va de este año, más de 2.500 personas han muerto tratando de cruzar el Mediterráneo, según ACNUR. 

Etiquetas