Público
Público

Obama ensalza la alianza "eterna" entre EEUU e Israel

El presidente de EEUU asegura que esa unión "convierte al mundo en un lugar mejor"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó este miércoles nada más aterrizar en Israel, en su primera visita desde que ocupa el cargo, que 'la paz debe llegar a Tierra Santa' y destacó que la alianza entre su país e Israel es 'eterna' y 'para siempre'.

En un discurso en el aeropuerto de Ben Gurión donde aterrizó el Air Force One, Obama dijo que el 'interés fundamental' de EEUU es 'estar con Israel' porque esa alianza 'hace a ambas naciones más fuertes y convierte al mundo en un lugar mejor'.

'No es accidental que esta sea mi primera visita al exterior desde la asunción de mi segundo mandato. Veo esta visita como una oportunidad para reafirmar el lazo inquebrantable' entre ambos países, manifestó el presidente. Obama destacó que EEUU está 'orgulloso' de estar con Israel como su 'principal aliado y gran amigo' y calificó al país como 'el hogar histórico del pueblo judío' que está 'desde hace 3.000 años aquí'. 'El pueblo judío vivió aquí, rezó a su Dios aquí y, tras siglos de exilio y de persecuciones sin precedentes en la historia, Israel renació', aseveró.

Obama: 'Veo esta visita como una oportunidad para reafirmar el lazo inquebrantable'

La intervención de Obama en el aeropuerto estuvo centrada en destacar los lazos que unen a su país con el pueblo judío, aunque en un breve pasaje se refirió a la necesidad de conseguir la paz con los palestinos. 'La paz debe llegar a Tierra Santa. Nuestra visión es la de un Israel en paz con su vecinos', destacó.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, agradeció a Obama, su apoyo 'inequívoco' al derecho de Israel a 'defenderse ante cualquier amenaza'. 'Gracias. Gracias por apoyar a Israel en este tiempo de histórico cambio en Oriente Medio, por afirmar inequívocamente el derecho de Israel a defenderse ante cualquier amenaza y por defender ese derecho en Naciones Unidas', dijo en la recepción al mandatario estadounidense, en la que también tomó la palabra el presidente israelí, Simón Peres.

Netanyahu ensalzó la 'irrompible alianza entre nuestra dos naciones' que es 'más necesaria que nunca' en un Oriente Medio 'inestable' como 'clave para conseguir una paz segura y estable'. 'Buscamos una paz con nuestros vecinos palestinos', afirmó el primer ministro antes de subrayar su intención de 'trabajar en los próximos cuatro años por estrechar esta alianza'.

Obama fue recibido al pie de la escalerilla del avión presidencial, donde se desplegó una gran alfombra roja, por Netanyahu y Peres. El Air Force One fue escoltado hasta su aterrizaje por cuatro helicópteros mientras el resto del espacio aéreo se mantenía cerrado. Tras escuchar los himnos de EEUU e Israel, Obama pasó revista, acompañado del presidente israelí, a una guardia de honor formada por fuerzas de tierra, mar y aire.

Netanyahu: 'Gracias. Gracias por apoyar a Israel en este tiempo de histórico cambio en Oriente Medio'

En el aeropuerto le esperaban también todos los miembros del nuevo Gobierno israelí y los máximos representantes de las instituciones del país, además de otras 250 personalidades invitadas y cerca de 300 periodistas. En el mismo aeródromo, Obama ha tenido la oportunidad de ver de cerca una de las baterías de la Cúpula de Hierro -el sistema antimisiles subvencionado por Washington- trasladada ex profeso al lugar para la ocasión.

Obama pasará dos días y medio en Israel, con dos breves desplazamientos al territorio palestino ocupado de Cisjordania: a Ramala, para entrevistarse con el presidente palestino Mahmud Abás y el primer ministro, Salam Fayad, y a Belén para visitar la basílica que marca el nacimiento de Jesús, eso sí, pasando por alto los bulldozers israelíes, las barreras de seguridad y el despliegue militar en el territorio.. El viernes se trasladará a Jordania.

Tras llegar a Ben Gurión, el presidente estadounidense ha viajado a Jerusalén en helicóptero, acompañado por una flotilla de doce Blackhawk, para asistir a una recepción en la residencia de Peres, con quien plantará un árbol y escuchará a un grupo de niños que le darán la bienvenida cantando en hebreo, árabe e inglés. Todo ello bajo la protección de sus fuerzas especiales reforzadas por 15.000 agentes israelíes de Policía que se encargarán de velar por la seguridad del equipo presidencial.

Durante el viaje, bautizado por Israel como 'Alianza Irrompible', se reunirá hasta en tres ocasiones con Netanyahu y pronunciará un discurso ante 600 estudiantes en un gran centro de convenciones de Jerusalén. Entre los principales temas en la agenda de las conversaciones de Obama con sus interlocutores israelíes figuran el programa nuclear iraní, el conflicto armado en Siria y las vías para relanzar el estancado proceso de paz en Oriente Medio.

Decenas de palestinos se han manifestado y han quemado banderas de EEUU en una protesta en la ciudad de Gaza frente a las oficinas del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD). 'Obama, no eres bienvenido en Palestina' y 'Eres un visitante indeseado' eran algunas de las pancartas que llevaban los manifestantes, que también corearon consignas anti-estadounidenses.

'Es una visita de cortesía a la entidad israelí, que sólo sirve a los intereses de los sionistas'

El diputado Yahía Musa, uno de los líderes del movimiento islámico Hamás, dijo a la prensa que la visita de Obama 'es parte de la alianza estratégica entre los presidentes estadounidenses y la ocupación israelí'. 'Esta visita es sin duda contraria a los intereses del pueblo palestino y sus derechos legítimos. Ya estamos acostumbrados a este tipo de visitas ocasionales que sólo vienen a mostrar la lealtad de EEUU a la entidad sionista', subrayó el diputado islamista en alusión a las relaciones entre Washington e Israel. Agregó que el movimiento Hamás espera de esta visita que se incremente la presión sobre la parte palestina para que acepte la reanudación de negociaciones 'inútiles' y 'absurdas' y que efectúe más concesiones a Israel. 'Es una visita de cortesía a la entidad israelí, que sólo sirve a los intereses de los sionistas', aseguró.

Obama, en principio, no tiene intenciones de anunciar ninguna iniciativa de paz ni de presionar públicamente al gobierno de Netanyahu para que cesen las construcciones en los asentamientos judíos en Cisjordania. En declaraciones a la emisora de radio La Voz de Palestina, el negociador jefe palestino, Saeb Erekat, adelantó que en su reunión con el mandatario estadounidense, Abás le dirá que no reanudará las negociaciones a cambio de meros 'gestos de buena voluntad' por parte de Israel. 'Le pediremos que obligue a Israel a cumplir sus compromisos internacionales y no solo a hacer gestos de buena voluntad', insistió. Erekat explicó que el Gobierno israelí 'debe aceptar la solución de dos estados en las fronteras de 1967, principio que no ha aceptado en 20 años de proceso de paz'.