Publicado: 14.09.2016 08:44 |Actualizado: 14.09.2016 08:46

Obama sale en auxilio de una Hillary que se recupera de su neumonía a marchas forzadas

La candidata demócrata reanudará mañana jueves la campaña electoral. El presidente cubre su ausencia en un acto en el que carga con dureza contra Trump.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Barack Obama, durante un acto electoral en Philadelphia. / CARLOS BARRIA (REUTERS)

Barack Obama, durante un acto electoral en Philadelphia. / CARLOS BARRIA (REUTERS)

WASHINGTHON.— La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, reanudará mañana jueves su agenda de campaña, suspendida durante tres días por la neumonía que le ocasionó un vahído el domingo durante la conmemoración del 11-S, informó hoy el portavoz de su campaña, Nick Merrill.

Clinton acudirá el jueves a Greensboro (Carolina del Norte), en un acto que marcará su regreso a la campaña desde que el domingo abandonase el acto de conmemoración del decimoquinto aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001.



El mismo jueves asistirá a una cena en Washington organizada por el Instituto del Caucus Hispano del Congreso y el viernes aparecerá en el programa The Tonight Show de Jimmy Fallon, en la cadena NBC.

Tras lo ocurrido el domingo, Clinton se vio obligada a cancelar un viaje de campaña de dos días a California que incluía actos de recaudación de fondos en San Francisco y Los Ángeles, así como una aparición en el programa Ellen, de la actriz y presentadora Ellen DeGeneres.

Posteriormente, la campaña también canceló su aparición en un acto en Las Vegas programado para el miércoles, al que asistirá finalmente su marido, el expresidente Bill Clinton.

La candidata demócrata explicó que los médicos le diagnosticaron la neumonía el pasado viernes y le recomendaron descansar, pero que ella ignoró su consejo porque quería asistir al acto del 11-S.

"Tendría que haber descansado antes, obviamente hubiese sido mejor cancelar mi agenda el viernes, pero como mucha gente pensé que podía seguir adelante y eso no salió del todo bien", reconoció el lunes Clinton en una entrevista con la CNN.

La campaña de Clinton fue duramente criticada por informar tarde sobre su paradero y estado de salud después de que abandonara el acto.

La candidata demócrata a las presidenciales de noviembre próximo permanece en su casa de Chappaqua, en el estado de Nueva York.

Obama, contra "la rabia y el odio de Trump"

En ausencia de Hillary, ha sido el presidente Barack Obama quien ha tomado el relevo: ha acaparado el protagonismo de la campaña del Partido Demócrata. En un mitin celebrado en Philadelphia, Obama, cambió martes el "sí, se puede" por el "tenemos trabajo por hacer" para pedir el voto por Hillary Clinton, al tiempo que criticó el "oscuro pesimismo" de su rival, Donald Trump.

Obama contrapuso la visión de una presidencia de Clinton, "constante y verdadera" y con experiencia de gobierno, frente a la "rabia y odio" en un "país de unos contra otros" que se rija como un "reality-show" con Trump, el candidato republicano.

Las encuestas siguen dando ventaja a Clinton en el estado de Pensilvania, considerado clave y que en las últimas seis elecciones presidenciales se ha inclinado del lado demócrata.