Público
Público

La ocupación israelí sangra Palestina

Un informe de Naciones Unidas cifra en unos 2.500 millones de euros las pérdidas en los territorios ocupados debido a la guerra y a la política y el bloqueo de Israel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel impide crecer a los territorios palestinos ocupados. De hecho, entre 2008 y 2010, el bloqueo, la guerra y la política israelí supondrán un coste directo e indirecto a la franja de Gaza y a Cisjordania de unos 3.100 millones de dólares (2.430 millones de euros).

Es la conclusión de un informe elaborado por la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD). El organismo de la ONU detalla que si se hubiese levantado el bloqueo a Gaza y se hubiesen flexibilizado los cierres en Cisjordania, el PIB palestino crecería cerca de un 14%, lo que habría creado entre 60.000 y 80.000 puestos de trabajo adicionales al año.

El informe, divulgado hoy, también se hace eco de los daños materiales derivados de los ataques israelíes de 2008 y 2009 en Gaza, que se cifra en 1.300 millones de dólares (1.023 millones de euros) para los territorios palestinos ocupados.

De ese modo, el estudio especifica que mientras el Gobierno israelí no 'abandone su política de cierres y levante el bloqueo a la franja' el apoyo de los donantes internacionales a los territorios ocupados no será eficaz.

La UNCTAD considera importante destacar y 'poner en contexto las tímidas señales de mejora' del PIB palestino, cuyo crecimiento en 2009 fue del 6,8 %, 'dadas las importantes trabas que todavía bloquean el proceso hacia una rehabilitación sostenible'.

Las restricciones intensifican 'las disparidades y la fragmentación' en los territorios ocupados 

'Se percibe una relajación modesta de Israel en las restricciones a la movilidad en Cisjordania', señaló en rueda de prensa el coordinador de la UNCTAD para la Asistencia al Pueblo Palestino, Mahmud Elkjhafif. 'Sin embargo -prosiguió-, persisten restricciones serias en Gaza y en muchas partes de Cisjordania', lo que intensifica 'las disparidades y la fragmentación' en los territorios palestinos ocupados.

El principal obstáculo para el desarrollo de esa zona, a juicio del informe, se ubica en el sector de los bienes comercializables, 'cuya competitividad se ve mermada por el uso de monedas extranjeras (principalmente el shekel israelí), por los cierres, y por una base productiva desgastada'.

Cerca de un tercio de la población activa palestina no tiene trabajo, 'un crecimiento sin empleo que agudiza la pobreza', como se constata en el descenso del 30% del PIB per cápita en la última década. A raíz de esto, y de que la economía palestina siga 'muy por debajo de sus posibilidades', la inseguridad alimentaria ya afecta a más del 60% de la población de Gaza y al 25% de la de Cisjordania.

Cerca de un tercio de la población activa palestina no tiene trabajo

La UNCTAD incide también que la economía haya tenido que orientarse hacia actividades de bajo valor añadido, a causa de que las trabas israelíes 'privaron a los sectores productivos de sus recursos más vitales', lo que al mismo tiempo 'infló el coste de transacción'.

Consecuentemente, aumentó del déficit comercial palestino, que pasó del 57% del PIB en 2008, al 59% el año pasado, a lo que se suma la 'gran dependencia de Israel', que representa más de tres cuartas partes de su comercio.