Público
Público

La ola de frío polar se ceba con Europa del Este

Las bajas temperaturas y la falta de protección dejan 150 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ola de frío polar que está causando enormes daños en Europa se está cebando con especial virulencia con los países del este, sobre todo los más pobres. Las temperaturas que en muchos casos rozan los 25 o 30 grados bajo cero son la causa directa de las muertes, pero la miseria en la que viven muchos ciudadanos y la desidia de las autoridades son la otra cara de la moneda.

El frío tiene rostro de pobreza en Europa del Este. 'Faltan albergues para los indigentes, no hay dinero suficiente ni personal cualificado, el alcoholismo goza de cierta tolerancia social y la falta de una sociedad civil bien organizada agrava el problema', explica el comentarista político polaco Mariusz Borkowski.

Unos 31.500 ucranianos piden cobijo en los puestos de emergencia

En Europa del Este y Alemania, el total de fallecidos desde que llegó la ola de frío ha alcanzado, al menos, los 150. En Ucrania, con un nivel de pobreza parecido al de algunos estados del Tercer Mundo, 63 personas fallecieron en los últimos seis días, según el Ministerio de Situaciones de Urgencia. La mayoría de las víctimas murieron en la calle. Casi un millar de ucranianos tuvieron que solicitar ayuda médica y720 fueron hospitalizados.

Desde el pasado lunes, más de 3.200 escuelas permanecen cerradas en 16 regiones ucranianas y el Gobierno de Kiev tuvo que habilitar 1.700 puestos de socorro en todo el país, a los que acudieron 31.500 personas.

En Polonia, una decena de personas ha muerto en los últimos días (46 en total, desde que empezó el invierno). Según un portavoz de la Policía, 'las víctimas del frío son muchas veces personas sin hogar, o que han abusado del alcohol, o ancianos'.

En Bulgaria, el mercurio alcanzó los 38,3 grados bajo cero

En Bulgaria, con el Danubio congelado en muchos lugares y el mercurio alcanzando los 38,3 grados bajo cero en la ciudad de Tran, en el oeste del país, fallecieron al menos cinco personas. En la ciudad de Varna, situada a orillas del Mar Negro, las autoridades cerraron más de 170 escuelas, mientras que, en Sofía, el Ayuntamiento reparte tazas de té caliente a los transeúntes.

La situación no es mejor en Rumanía, donde, según datos oficiales, murieron ocho personas y unos 300 ciudadanos sin hogar tuvieron que ser atendidos por los servicios de emergencias y trasladados a centros hospitalarios o casas de acogida.

En Chequia, los medios informaron de la muerte de 12 personas a causa de las bajas temperaturas, que por la noche alcanzaron los 20 grados bajo cero y afectaron especialmente a personas sin hogar, por lo que los ayuntamientos tuvieron que construir carpas provisionales, donde los indigentes pudieron pasar la noche y recibir comida gratis.

Para hacer frente al frío, Belgrado decretó el estado de emergencia en 14 municipios de Serbia, donde las temperaturas bajaron hasta 20 grados bajo cero y, según la agencia Tanjug, murieron tres personas. El frío también se cobró víctimas en Macedonia (una persona de 63 años), Lituania (un hombre de 78 años) y Eslovaquia, donde un habitante del pueblo norteño de Sunava fue encontrado sin vida.