Público
Público

Una ONG denuncia la detención de ciudadanos chinos por celebrar la marcha de Mubarak

Las revueltas en Egipto y Túnez han sido parcialmente censuradas por el régimen chino para evitar actos de apoyo o protestas similares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades chinas mantienen bajo arresto a diversos disidentes políticos después de que éstos intentaran reunirse para celebrar la caída del dictador egipcio Hosni Mubarak, según ha informado hoy la organización de derechos humanos Chinese Human Rights Defenders (CHRD).

Este grupo cita a fuentes de confianza que aseguran que varios disidentes de Zhejiang (este de China), entre ellos Wei Shuishan, se encuentran bajo 'detención suave' en un hotel de la capital provincial, Hangzhou, desde la mañana del 12 de febrero.

Wei y los otros detenidos habían planeado reunirse ese día para celebrar la victoria de las protestas en favor de la democracia en Egipto que forzaron la dimisión de Mubarak.

CHRD asegura que tres efectivos de los cuerpos de Seguridad Nacional y dos vigilantes se ocupan de custodiar a Wei, que lleva más de 30 horas en esta situación ilegal.

Al igual que Wei, la docena de activistas que iban a acudir a la celebración se encuentran en una situación similar o fueron llamados para ser interrogados por la policía, entre ellos Zhu Yufu, Jin Biao, Hong Jiajiong, Wang Fuhua, Xiao Libin o Luo Baosheng.

Wei se encuentra detenido en un hotel en el distrito de Yuhang, y sus vigilantes no lo dejan solo ni para ir al baño, asegura esta organización. Cuando el detenido preguntó cuándo podrá salir de su encierro ilegal, los policías dijeron que estaban esperando órdenes de sus superiores.

Las revueltas en Egipto y Túnez han sido parcialmente censuradas por el régimen chino para evitar actos de apoyo o protestas similares en su territorio, debido al descontento de una parte de la población ante la falta de libertades y el abismo entre ricos y pobres.

De hecho, los disidentes políticos chinos que tienen acceso a la información que llega de Egipto han expresado estos días los paralelismos entre las protestas democráticas del norte de África y la que la mayoría de ellos protagonizaron en 1989 junto a los estudiantes de Tiananmen, una revuelta que fue brutalmente atajada por el ejército chino, que mató a cientos o miles de civiles en la plaza pequinesa.