Público
Público

La ONU evacúa su sede de Nueva York por una posible fuga de gas

Los niveles de acumulación de gas podrían dar lugar a una explosión. La reunión prevista de la Asamblea se ha suspendido temporalmente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ONU evacuó hoy su sede central en Nueva York debido a una fuga de gas aparentemente relacionada con las obras de reforma de ese edificio, informaron fuentes de la Policía de la organización.

Fuentes de la ONU declararon que ya se ha avisado a los servicios de bomberos y de la Policía de Nueva York porque 'se ha detectado niveles de acumulación de gas que podrían dar lugar a una explosión'.

'Huele bastante a gas', dijo una de las personas evacuadas que trabajan en ese edificio que alberga el secretariado general del organismo, en cuyo complejo se ubica también el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU.

Las fuentes dijeron que 'se ha suspendido temporalmente la reunión prevista de la Asamblea', mientras que la del Consejo tiene lugar en el edificio provisional construido en los jardines del complejo hace un año.

También están abandonando el lugar los trabajadores que llevan a cabo las reformas del edificio, de 38 plantas, construido entre 1949 y 1950 y situado entre las calles 42 y 48 del lado Este de la ciudad, en el barrio de Turtle Bay.

La ONU acomete esa renovación, que tiene presupuestados 1.900 millones de dólares (1.337 millones de euros) y espera concluirla en 2012, bajo responsabilidad del arquitecto Michael Adlerstein.

Debido a esas obras, parte de los 6.000 funcionarios que habitualmente trabajan en esa sede central, han sido trasladados desde hace meses a oficinas temporales.

Las obras de renovación, que se pusieron en marcha el año pasado, tras más de una década de planificación y retrasos, tienen como objeto modernizar y transformar en un modelo ecológico los tres edificios que albergan la sede principal de la ONU, desde 1952.

La emblemática sede fue diseñada por un equipo de once arquitectos, del que formó parte el suizo Charles Edouard Jeanneret-Gris, conocido como Le Corbusier, y construida en un terreno en Manhattan donado por la familia Rockefeller.