Publicado:  23.01.2012 16:50 | Actualizado:  23.01.2012 16:50

La ONU quiere investigar los crímenes cometidos en Guantánamo

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos pide investigar la tortura de acuerdo con el derecho internacional

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El camino hacia el final de la impunidad en la base militar de Guantánamo, que hace dos semanas cumplía diez años y por la que han pasado más de 700 presos sin garantías ni derecho a juicio, se sigue intentando trazar. La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, ha pedido hoy investigar las acusaciones de violaciones de los derechos humanos y de la ley internacional cometidas en Guantánamo.

En un comunicado, Pillay ha subrayado que el derecho internacional exige "una investigación completa y sistemática de todas las alegaciones de graves violaciones los derechos humanos, incluida la tortura, supuestamente cometidas en la Bahía de Guantánamo".

"Se deben hacer todos los esfuerzos para llevar ante la justicia a todos los responsables del desarrollo, la aprobación y la aplicación de métodos coercitivos de interrogatorio, análogos a la tortura, de acuerdo con el derecho internacional", ha declarado. "Los individuos que hayan perpetrado, ordenado, tolerado o aprobado la tortura y los malos tratos deben ser llevados ante un tribunal de justicia", ha agregado la Alta Comisionada.

Obama no ha permitido la visita de observadores internacionales, ha denunciado Pillay

Pillay instó al Gobierno de Washington a que garantice que las condiciones de los detenidos en Guantánamo cumplen con los requisitos internacionales mientras la prisión siga operativa, y expresó su inquietud por el hecho de que la administración de Barack Obama no haya permitido la visita de observadores independientes.

"Urjo también al Congreso de EEUU a dar los pasos que permitan a la administración cerrar el centro de detención de la Bahía de Guantánamo —tal y como ha declarado que deseaba hacer— en cumplimiento con las obligaciones del Gobierno bajo el derecho internacional".

Pillay ha subrayado, asimismo, que Washington debe respetar el principio de no repatriar a ningún detenido si tiene constancia de que puede ser sometido a tortura y malos tratos en su país de origen.

Ocho prisioneros han muerto en Guantánamo, dos muertes fueron atribuidas a causas naturales y el resto se han clasificado como suicidios. Muchos detenidos dijeron haber sido torturados y en 10 años sólo se han completado seis juicios.

"Aunque reconocemos completamente el derecho y deber de los estados a proteger a su pueblo y territorio de actos terroristas, les recuerdo a todas las ramas del Gobierno de Estados Unidos sus obligaciones bajo la ley internacional de derechos humanos para asegurar que los individuos privados de su libertad puedan tener la legitimidad de su detención revisada ante un tribunal", dijo.

Amnistía Internacional, con motivo del décimo aniversario, publicó en su página web la historia de esta última década de violaciones en cifras.

La Alta Comisionada se mostró "profundamente decepcionada" por el incumplimiento de la promesa de Obama de cerrar Guantánamo. "Hace 10 años que el Gobierno de EEUU abrió la prisión en Guantánamo y tres años desde que el presidente ordenó su cierre en el plazo de doce meses, pero las instalaciones sigue existiendo y hay individuos que siguen detenidos de manera arbitraria e indefinida", denunció.

Tras la aprobación de la Ley de Defensa se regularizan las detenciones militares sin cargos

Según Pillay, tras esa promesa las cosas no han mejorado, sino que incluso han empeorado tras la aprobación el pasado mes de diciembre de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional. Esa legislación, según la representante de la ONU, "regulariza de manera efectiva las detenciones militares sin cargos ni juicio".

"Esta ley contraviene algunos de los pilares más fundamentales de la justicia y los derechos humanos, como el derecho a un juicio justo y el derecho a no estar detenido de manera arbitraria", dijo.

"Si hay pruebas creíbles contra los detenidos de Guantánamo, deberían ser acusados y procesados. De lo contrario, tienen que ser puestos en libertad", subrayó la Alta Comisionada.

PUBLICIDAD

Comentarios