Público
Público

La oposición de Yemen acepta un alto el fuego

Cinco países europeos instan a que se respete la tregua pactada después de la marcha de Saleh

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los yemeníes seguían celebrando en las calles de Saná la marcha de Alí Abdalá Saleh a Arabia Saudí, donde se recupera de sus heridas tras el ataque contra su palacio el viernes. Sin embargo, la confusión es total: nadie sabe con seguridad quién del entorno familiar ha ido a Riad con Saleh ni si el dictador regresará. Mientras analistas y manifestantes aseguran que el presidente aún en funciones no volverá a Yemen, el vicepresidente Abderabu Mansur Hadi informó de que Saleh sí regresará 'en los próximos días'.

Unas horas antes de esta declaración, la oposición había mostrado su confianza al mismo Hadi, pidiendo un traspaso de poder total para encontrar una salida pacífica a la crisis, y el líder tribal Sadek al Ahmar, que encabeza las protestas armadas contra el régimen, había pactado con el vicepresidente un alto el fuego sin condiciones.

'En la Universidad de Saná, donde se reúnen los manifestantes desde el inicio de las revueltas, se siente euforia. Hay en las calles una inmensa muchedumbre que baila, canta, celebra la marcha del presidente. Para ellos, es una gran victoria. Piensan que Saleh nunca volverá', dijo desde Saná Benjamin Wiacek, redactor de La Voix du Yémen, periódico digital yemení en francés.

 'En la Universidad de Saná se siente euforia'

Esta euforia se tradujo en avances a nivel diplomático: el vicepresidente Hadi, quien aún no ha sido investido oficialmente jefe de Estado interino, se reunió con el embajador de Estados Unidos en el país árabe, Gerald Feierstein, para hablar de la situación.

Además, los líderes de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y España pidieron a todas las partes que respeten una tregua y poner fin así a una ola de violencia que se ha cobrado más de 200 muertos. 'Instamos a todas las autoridades civiles y militares yemeníes a que respeten la tregua establecida por el rey saudí Abdalá', dijeron el presidente francés, Nicolas Sarkozy; la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi; el premier británico, David Cameron, y el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en un comunicado.

El jeque sólo ha aceptado callar las armas durante 24 horas

El alto el fuego aceptado por Al Ahmar incluye la retirada de sus tropas 'para restablecer la seguridad'. Sin embargo, el jeque sólo ha aceptado callar las armas durante 24 horas y todo depende, por un lado, de la actitud de las autoridades sobre el regreso de Saleh y, por el otro, de su hijo y sobrinos, que controlan los principales cuerpos armados del país.

El vicepresidente Hadi no especificó cuándo Saleh volvería a Yemen, aunque una fuente diplomática saudí informó de que será en dos semanas. Un analista explicó al canal France24 que 'un regreso de Saleh es posible, en el marco de un acuerdo, pero como ciudadano y no como presidente. De esto están hablando ahora en Riad'.