Público
Público

Palestina negocia con la UE para obtener el reconocimiento de la ONU

Mahmud Abás viaja con una delegación palestina a Nueva York. La hoja de ruta pasa por apoyar la reelección de Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los palestinos han desarrollado una elaborada estrategia para que la Asamblea General de la ONU reconozca a Palestina como 'estado no miembro' y este otoño, probablemente a finales de noviembre, esperan haber recabado su apoyo mayoritario tras superar todos los impedimentos y obstáculos que les interpongan Estados Unidos e Israel.

En el viaje a Nueva York que ha iniciado hoy la delegación palestina participan el presidente Mahmud Abás, que tiene previsto dirigirse a la Asamblea el jueves día 27. En su discurso, Abás no formulará explícitamente la petición para que sea votada, sino que pondrá en marcha un mecanismo que incluye la celebración de consultas con distintos grupos regionales. Entre ellos, la Unión Europea, de la que espera conseguir su apoyo. De hecho, en Ramala aseguran contar con el respaldo de una holgada mayoría en la Asamblea, donde EEUU no tiene derecho de veto.

'Todos nuestros esfuerzos se concentrarán a partir de ahora en la misma dirección', dijo el miércoles en Jericó el jefe negociador palestino, Saeb Erekat. 'La petición se formulará en nombre de la OLP y estamos convencidos de que se aprobará en cuestión de varias semanas. Cuando Palestina sea finalmente reconocida como estado no miembro, Israel no podrá alegar que Cisjordania y Jerusalén oriental son territorios en disputa. Además, Palestina podrá solicitar su ingreso en distintos organismos internacionales, unos dependientes y otros independientes de la ONU; y Palestina se convertirá en un Estado bajo la ocupación'.

La fecha clave podría ser el 29 de noviembre, cuando se celebrará en la ONU el debate anual sobre la cuestión palestina coincidiendo con el día internacional de los palestinos. En Ramala se señala esa como la fecha de referencia, la misma que ha propuesto Nabil al Arabi, el secretario general de la Liga Árabe, aunque el proceso podría precipitarse 'si la UE adopta una posición extrema y negativa ante la iniciativa palestina', dijeron fuentes diplomáticas.

'En las reuniones que hemos mantenido recientemente con los europeos, se nos ha advertido de una manera clara que esperan que no pongamos obstáculos a la reelección del presidente Barack Obama. Incluso los países europeos más conservadores no quieren saber nada del candidato republicano Mitt Romney', dijeron las mismas fuentes.

La UE pretende que Romney no use la causa palestina como una baza electoral Contando con esa actitud, los palestinos han contraatacado exigiendo a Europa que muestre un talante convergente y no rechace de manera unitaria su petición a la Asamblea General. Los palestinos saben que dentro de la UE existen distintas sensibilidades y su deseo es que los europeos no se opongan en bloque.

'En la reciente votación que tuvo lugar en la UNESCO, la UE se dividió. 11 estados votaron a favor de los palestinos, 11 se abstuvieron y cinco votaron en contra. Así que nos consta que los europeos están divididos. Pero tiene que quedar claro que nuestra iniciativa no es un desafío a Estados Unidos sino que busca el reconocimiento de nuestros derechos', añadieron las fuentes.

El planteamiento palestino es de quid pro quo, es decir de que los ellos tendrán que ceder en algo a cambio de que la UE también lo haga. O sea, los palestinos retrasarían su petición a la Asamblea General hasta después de las elecciones americanas de principios de noviembre para no obstaculizar la reelección de Obama a cambio de que la UE adoptara una postura 'razonable'.

Los palestinos han llegado a la conclusión, basándose en lo que ocurre sobre el terreno de manera cotidiana, que Israel da por muerto los acuerdos de Oslo de 1993 que preveían la solución de dos estados en el territorio de la Palestina histórica. 'Lo que Israel persigue ahora es la solución de un Estado', comentan en Ramala ante la desenfrenada voracidad de Israel y la pasividad de la comunidad internacional.

También recuerdan que otros muchos países han estado ocupados, como es el caso de Francia, Filipinas, Noruega, Dinamarca o Irak, entre otros, de manera que el caso de una Palestina ocupada no constituirá un excepción. 'Al día siguiente de que la Asamblea General reconozca a Palestina como estado no miembro, continuará habiendo ocupación, pero las reglas del juego habrán cambiado', comentó Erekat.