Publicado: 11.12.2014 11:34 |Actualizado: 11.12.2014 11:34

Los palestinos internacionalizan el conflicto con Israel

Agotados por la irreductible actitud del Gobierno de Benjamín Netanyahu, los palestinos han decidido recurrir a los organismos internacionales para resolver el conflicto. Mientras Israel aprovecha el tiempo para consolidar e incrementar la ocupa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

BeitYalla - Veintiún años después de los acuerdos de Oslo es obvio, incluso para los dirigentes palestinos, que Israel no tiene la menor intención de abandonar los territorios ocupados, que todas las señales que envía van en la dirección contraria y que el número de colonos judíos en Cisjordania crece año a año, mes a mes, día a día y hora a hora.

"En el año que ahora termina hemos terminado de comprender con claridad que el gobierno israelí no persigue la solución de los dos Estados sino la creación de un Estado con dos sistemas", explica SaebErekat, jefe de los negociadores palestinos.

La creación de los "dos sistemas" no es una idea nueva. La vienen defendiendo los colonos judíos desde hace varios años y consiste en consagrar un sistema de apartheid con leyes distintas para colonos y palestinos, que continuarán encerrados para siempre en los guetos que ha creado Israel. Esta posición la han asumido los distintos gobiernos israelíes cada vez con mayor decisión.

"Comprendimos que Israel no busca la solución de los dos Estados, sino un Estado con dos sistemas", dicen los negociadores palestinosLas expropiaciones de tierras siguen su curso y en la práctica imposibilitan la creación de un Estado en Cisjordania. "Pongamos el caso de Belén. En el área de Belén el 86,7 por ciento del territorio ha sido confiscado por Israel", señala Erekat. "Avigdor Lieberman es el único ministro de Exteriores del mundo que puede decir que vive en territorios ocupados".

"Está claro que Israel persigue tres objetivos: permitir que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) siga operando aunque desprovista de autoridad, que los palestinos se hagan cargo del coste de la ocupación y que la Franja de Gaza quede fuera de la ANP", continúa Erekat.

De momento Israel está cumpliendo sus objetivos, de ahí que los dirigentes palestinos hayan decidido internacionalizar el conflicto. Consideran que no les queda otra opción y descartan el desmantelamiento de la ANP, algo que exigen muchos palestinos con el fin de que Israel se haga cargo de la ocupación, tal y como es su obligación según la legislación internacional.

La internacionalización del conflicto se lleva a cabo en tres frentes. En primer lugar en el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que durante estos días los palestinos están "negociando" la presentación de una resolución "que salve la paz" fijando un calendario específico para que se complete la evacuación israelí de Cisjordania.

"Este es un conflicto político y no un conflicto religioso como algunos pretenden. Usar a Dios como excusa conducirá a una enorme sangría", advierte Erekat. No obstante, los elementos religiosos son ineludibles y la dinámica religiosa es creciente, no solo entre los palestinos, sino especialmente entre los israelíes judíos que cada vez tienen más fuerza en el gobierno y en otras instituciones del Estado, como el ejército.

Por ahora las negociaciones siguen su curso en Nueva York y los palestinos esperan llevar la resolución al Consejo de Seguridad "antes de la navidad". Las votaciones que en las últimas semanas han tenido lugar en varios parlamentos europeos, incluido el español, son señales en la buena dirección aunque no suficientes.

Por sus especiales relaciones con Israel, EEUU vetará la resolución que los palestinos están negociando con FranciaEs evidente que por sus especiales relaciones con el Estado judío, Estados Unidos vetará la resolución que los palestinos negocian actualmente con Francia y otros países occidentales. "En el caso de un veto de Washington, el presidente MahmudAbás firmará ese mismo día la petición de ingreso del Estado palestino en los organismos y convenciones internacionales", explica Erekat.

De hecho hay sobre la mesa una propuesta jordana que contempla el final de la ocupación y el establecimiento de un Estado palestino con un calendario, y la propuesta francesa que habla de crear un marco de dos años para las negociaciones, al final del cual se establecería formalmente el Estado palestino. Israel se opone a las dos propuestas.

El secretario de Estado John Kerry ha invitado al primer ministro Benjamín Netanyahu a Roma la semana que viene para unificar posiciones. Aunque es evidente que las relaciones entre los líderes americanos e israelíes son bastante frías, la administración de Washington no tiene capacidad para enfrentarse al Estado judío.

El segundo aspecto de la internacionalización se desarrolla en Suiza, donde se ha decidido la convocatoria de una reunión al amparo de la Convención de Ginebra de 1949. El encuentro, al que se han opuesto vivamente Estados Unidos e Israel, tiene previsto celebrarse este mismo mes y con toda seguridad terminará condenando la constante expansión israelí en los territorios ocupados.

El tercer aspecto de la internacionalización se concretó el pasado lunes cuando la Corte Penal Internacional admitió a Palestina en calidad de Estado observador. Los dirigentes palestinos señalan que a partir de ahora los responsables de los crímenes de guerra que comete Israel en los territorios ocupados podrán ser llevados ante la justicia.

"Con la internacionalización del conflicto Israel tendrá que entender que el statu quo es insostenible. Esto no quiere decir que vayamos hacia una disolución de la ANP. Al contrario, la ANP va seguir asumiendo sus responsabilidades. Pero en el caso de que no se resuelva el conflicto Israel también tendrá que asumir sus responsabilidades", explica Erekat.

"Queremos resolver el conflicto pacíficamente y no mediante la violencia, y queremos que todos los países del mundo apoyen nuestra causa. No puede ser que Israel hable de ‘esterilizar' Cisjordania como si los palestinos fuéramos un virus", concluye el jefe negociador palestino.