Público
Público

Los parlamentarios británicos podrán seguir usando 'Twitter'

Rechazan una iniciativa de un grupo de veteranos parlamentarios conservadores que consideraban que el uso de tabletas y smartphones en la cámara supone un "descrédito"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Cámara de los Comunes británica ha votado a favor de que sus parlamentarios puedan seguir enviando mensajes de Twitter y descargando archivos desde sus asientos durante los debates en la Cámara.

Los Comunes bloquearon una iniciativa de un grupo de veteranos parlamentarios conservadores que consideraban que el uso de tabletas y smartphones en la cámara supone un 'descrédito' para la institución democrática.

El uso de las redes sociales se ha extendido durante los últimos años entre la clase política británica, hasta el punto de que 226 parlamentarios tienen una cuenta personal en Twitter, y líderes como el laborista Ed Miliband y el viceprimer ministro liberal demócrata, Nick Clegg, cuentan con más de 50.000 seguidores.

Algunos usuarios de la red social, como @Tweetminster, agrupan durante los debates en la Cámara de los Comunes los mensajes que envían los parlamentarios, lo que crea una discusión paralela entre los políticos.

Ante las quejas de algunos diputados, el presidente del Comité de Procedimientos, Greg Knight, redactó un escrito en el que considera que el uso de dispositivos electrónicos para enviar mensajes y recabar información útil para los discursos no menoscaba el 'decoro' en la cámara.

Algunos diputados  creen que usar tabletas o smartphones es un 'descrédito'

El documento se presentó a votación con las enmiendas añadidas por un grupo de once parlamentarios que pretendían limitar el uso de Twitter y otros programas de mensajería para casos de 'urgencia'.

Las enmiendas quedaron descartadas por una mayoría de 206 votos frente a 63, por lo que los parlamentarios podrán continuar utilizando sus dispositivos móviles sin restricciones.

Según un acuerdo informal entre los miembros de los Comunes, en la cámara se aceptan aparatos como BlackBerry, iPhone y iPad, pero no está bien visto el uso de ordenadores portátiles.

La parlamentaria laborista Luciana Berger consideró que vetar Twitter en Westminster hubiera supuesto una medida 'regresiva y antidemocrática'. 'Es una buena manera de estar en contacto con las personas que nos eligieron', señaló Berger, que comparte la opinión de la conservadora Clare Perry de que Twitter 'ayuda a los parlamentarios a mantenerse informados y estar en contacto con sus votantes'.