Público
Público

El Parlamento francés aprueba en primera lectura la ley contra el velo integral

Por 335 votos a favor y uno en contra. Los socialistas no han participado. El Senado deberá refrendarlo en septiembre.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

335 votos a favor y 1 en contra han avalado este martes el proyecto de ley que prohíbe el uso del velo integral, como el burka o el niqab, en cualquier espacio público.

Según diversos cálculos oficiales, unas 2.000 mujeres llevan en Francia el velo integral.

La Asamblea Nacional francesa ha contado para la aprobación con los votos de los diputados de la mayoría conservadora de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), el partido del presidente de la República, Nicolás Sarkozy.

Los socialistas se han decantado por no participar en la votación al entender que va demasiado lejos, que no podrá ser aplicada y que abrirá una polémica que mancillará a los musulmanes. Apuestan por prohibir el burka en los servicios públicos y los comercios, pero no en la calle.

El proyecto legislativo se someterá al examen del Senado en el mes de septiembre

La ministra de Justicia, Michèlle Alliot-Marie —que fue la encargada de defender el proyecto legislativo ante la Asamblea—, no ahorrado elogios a la hora de valorar el veto.  A su juicio, la victoria es doble: por un lado el de la democracia y, por otro, el de la República francesa. 

Una vez superado este primer trámite, el proyecto legislativo se someterá al examen del Senado en el mes de septiembre.

La resolución de la condena, que fue aprobada por unanimidad el pasado mayo, considera el burka 'una práctica radical contraria a los valores de la República', al tiempo que reclama 'todos los medios útiles' para 'garantizar la protección efectiva de las mujeres (...) obligadas a llevar un velo integral contra su voluntad'.

El texto, que no tenía carácter vinculante, contó con el apoyo de los diputados conservadores de la UMP, de sus aliados centristas del NC y también de la oposición socialista y del Partido Radical de Izquierda, en total 434. Se ausentaron del hemiciclo en el momento del voto los comunistas y algunos diputados de izquierda.

La polémica sobre el uso del velo que cubre completamente a la mujer se ha acentuado en los últimos meses, en los que el presidente francés Nicolas Sarkozy dejó claro en repetidas ocasiones que no hay lugar en Francia para el burka 'bajo ningún pretexto, en ninguna condición y en ninguna circunstancia'.

Es un debate similar a la que se produjo en 2004 respecto al velo islámico y que desembocó en una ley que prohíbe el uso de cualquier signo religioso en los lugares públicos, con atención especial a las escuelas.