Público
Público

La Policía de un estado australiano podrá exigir a las mujeres la retirada del velo

La medida se aplicará solo en casos en que sus portadoras sean sospechosas de un crimen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía del estado de Nueva Gales del Sur (Australia) podrá exigir a partir de este martes a las mujeres que se cubran con velo que se lo quiten cuando cubra su rostro. 

La medida ha sido aprobada durante la pasada noche por el Gobierno estatal y se aplicará solamente en los casos en que las portadoras del velo sean sospechosas de haber cometido un crimen.

La decisión se tomó a raíz del caso de Carnita Matthews, sentenciada en noviembre pasado a seis meses de prisión por acusar falsamente a un policía de forzarla a quitarse el velo durante un control de tráfico en Sídney.

Esta condena fue suspendida por el tribunal de apelación de Sídney porque no se pudo probar la identidad de Matthews en el momento de presentar la denuncia contra el agente.

El Consejo Islámico de Nueva Gales del Sur y la Asociación de Mujeres Islámicas aceptaron la decisión, pero pidieron que se utilice con buen criterio una medida que sanciona con 5.000 dólares locales (3.688 euros) a las personas que se nieguen a descubrirse el rostro.

'Si la Policía te pide que hagas algo y es legítimo, lo haces', dijo a la emisora ABC el presidente del consejo, Jaled Sukarieh, quien señaló que 'nadie quiere violar la Ley'. Las autoridades del estado de Australia Occidental también estudian la posibilidad de aprobar una ley similar que incluya tanto los velos islámicos como los cascos.

Mientras, en Nueva Zelanda, el Ministerio de la Mujer indicó que no hay necesidad de prohibir el acceso a mujeres que lleven un velo después de que en Auckland un conductor se negara a dejar subir al autobús a una estudiante de Arabia Saudí debido a su indumentaria. El caso, el segundo de discriminación ocurrido en la misma empresa de transporte, motivó una queja diplomática del país árabe, informó el portal Stuff.co.nz.

El primer ministro neozelandés, John Key, dijo hoy que 'las creencias culturales deben ser respetadas' y que las mujeres no deben ser discriminadas por usar el velo. Pero también admitió excepciones por 'razones prácticas' como en el caso de los bancos que por 'razones de seguridad' prevén implementar la prohibición del uso de los velos.