Público
Público

"La policía en Ecuador no quiere una seguridad ciudadana democrática"

El embajador de Ecuador en España hace una valoración del conflicto que ha vivido el país los últimos días a consecuencia del intento de golpe de estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A raíz de los conflictos policiales sucedidos en Ecuador tras la 'intentona de golpe de estado', el embajador de Ecuador en España ha acudido a la facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense para reflexionar, desde diferentes ángulos, sobre lo sucedido. 

Galo Chiriboga Zambrano apunta a sectores cercanos al ex presidente Lucio Gutiérrez como los responsables de una estrategia que, a su juicio, ha tratado de 'medir el apoyo popular con el que cuenta el presidente Correa' con el fin de 'ejecutar', a posteriori, 'un golpe de estado', ha indicado el diplomático. 

¿Se trata de un golpe de estado o de revueltas policiales?

El hecho comenzó como una revuelta policial pero luego los hechos posteriores fueron revelando a lo largo del día que se trato de una intentona de golpe de estado. Además, hubo un tema clave: la intención de magnicidio como muestran las grabaciones que decían: maten a ese hijo de puta. Realmente temimos por la vida de presidente y no sólo por la grabación: uno de los policías que murió a causa de los disparos, se encontraba al lado del presidente, dándole protección en ese momento.

Hay una hipótesis interesante a investigar: pudo ser un globo de ensayo de  sectores reaccionarios a nuestro modelo que buscaban medir fuerzas para ver cómo estaba la situación de apoyo al presidente, esperar a que otras instituciones se contagiasen del conflicto y en base a ello, proceder a dar el golpe de estado, pero se han dado clara cuenta del respaldo mayoritario existente. Hay elementos que nos pueden confirmar que efectivamente esto es así y se está investigado a este respecto. 

¿Cree que la administración estadounidense está detrás del conflicto?

Prefiero no aventurarme a hacer hipótesis porque no son verdades en sí y en un tema de esta naturaleza la gama de posibilidades es muy amplia. Todos los hechos están siendo investigados.

¿Es firme la decisión de no disolver la Asamblea Nacional? 

Su disolución es una posición razonable en una situación de crisis institucional como la vivida y que tanto ha tensado el sistema político. En cambio el presidente considera que no es el momento a pesar de que tiene la facultad constitucional para hacerlo y así convocar nuevas elecciones. Ahora no es el momento adecuado y el presidente así lo ha decidido. 

Por otro lado tenemos una mayoría en la cámara así como una mayoría en el país que apoya al presidente y estos hechos así lo relevan. La movilización a favor del presidente y a favor de la constitución, ha sido mayoritaria y espontánea. Fueron los propios ciudadanos y ciudadanas quienes salieron a la calle a respaldar este proceso.

A pesar de estos apoyos, ¿han percibido un descontento generalizado por las políticas del Gobierno de Correa?

En los últimos sondeos hay un 73.3% de la población que aprueba su gestión. La situación económica proyectada para 2011 augura un crecimiento del 3,7% lo que revela que estamos arrancando bien. La balanza comercial también se está recuperando, más del 70% de las ventas totales externas supusieron unos ingresos al país de 8.443 millones dólares, lo que supone un crecimiento frente al de 2010. Por otro lado hay proyectos en beneficio de la vivienda popular y todos estos temas nos hacen pensar que el respaldo que tiene el presidente es real. 

Entonces, ¿quién se resiste a acometer los cambio sociales y económicos?

Hay un sector cercano al ex presidente Lucio Gutiérrez que está en desacuerdo con los cambios que nosotros promovemos y aunque son un grupo minoritario, intentan deslegitimar la figura del presidente Correa que a su vez, es el gran activo que tiene esta revolución y por ello los detractores, atacan esa imagen.

Por otro lado, la policía no está a favor de una seguridad ciudadana en términos democráticos ni de derechos humanos y esto responde a que una parte de las instituciones públicas del país no asumen los cambios a los que la Constitución aspira. 

¿Cómo cree que han tratado el conflicto los medios de comunicación?

Algunos medios, no todos, proyectan una visión distorsionada de la realidad, pero en este caso concreto se ha dado unanimidad en términos generales a la hora de abordar el conflicto, ya que los medios han estado del lado de la Constitución democráticamente elegida. 

¿Cómo valora los cambios de gobiernos producidos en América Latina los últimos años? 

América Latina ha cambiado mucho en los últimos años. Tenemos resultados de gobiernos de izquierdas o de centro izquierdas con unos resultados de gestión muy apreciados por la población.

Ahí están los casos de Lula, Bachelet, Correa, Evo Morales o Chávez que son elementos que demuestran que Latinoamérica tiene ahora una base social y política que apoya los cambios y que están a favor de que los países sean, desde el punto de vista social, más justos; desde el punto de vista democrático, mas inclusivos; y desde el punto de vista de las relaciones internacionales, que modifiquen la visión clásica de las mismas para salir de un sistema de relaciones por la vía de la competencia en los mercados internacionales y lleguen a una visión mas de cooperación y ayuda en cuanto a las posibilidades que tiene cada país.

Esa visión ya se expresa en una organización como UNASUR, que tiene una capacidad de reacción nunca antes vista en ninguna otra entidad internacional.