Público
Público

La Policía libia abre fuego y mata a unos 30 manifestantes

Gadafi amenaza con intensificar las acciones represivas si continúan las protestas populares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El pueblo y las fuerzas revolucionarias responderán de forma violenta y fulminante a cualquier acción de grupúsculos [de manifestantes]'. La amenaza se publicó en el diario libio Azahf Al Akhdar y sólo tardó horas en hacerse realidad. Fuerzas de Seguridad y milicias afines al régimen de Muamar Gadafi atacaron por la tarde a tiros a miles de manifestantes que trataban de hacerse con el control de la ciudad de Al Baida, al este de Libia. Al Yazira informó de al menos cinco muertes, que se suman a las 24 víctimas mortales de anteayer, según Human Rights Watch.

A 200 kilómetros de allí, en Bengasi, miles de personas volvieron a congregarse para exigir la dimisión de Gadafi por tercer día consecutivo, desoyendo el sms con el que se habían despertado. 'Felicitamos a quienes entienden que interferir en la unidad nacional pone en peligro el futuro de las próximas generaciones', decía el mensaje de texto enviado por las operadoras de telefonía a sus suscriptores.

Los principales disturbios de Bengasi ocurrieron en los alrededores de la cárcel de Kuwafiyah tras la fuga de centenares de presos. Estos incendiaron la sede de la Fiscalía, un banco y una comisaría. La tensión era también muy alta a las puertas del hospital Yalla, en cuya morgue yacían 15 cadáveres, entre ellos el de un niño de 13 años.

El resultado de sus autopsias coincidía, informó un médico del hospital a la BBC: todos ellos murieron por heridas de bala el jueves, declarado día de la ira. Incluso el diario Quryna, propiedad de uno de los hijos del líder libio, reconoció que la Policía 'tuvo que utilizar munición real para dispersar a los manifestantes'.

'Lucharemos hasta que Libia sea libre', asegura la hermana de un fallecido  

Los familiares de los fallecidos incendiaron seis coches de Policía y lanzaron piedras contra los agentes que intentaban protegerlos. Miles de personas presenciaron por la tarde la salida de los féretros y acompañaron a pie a la comitiva fúnebre.

Tras las amenazas gubernamentales, también los opositores a Gadafi se mostraron desafiantes. 'No nos rendiremos. Tendréis que enfrentaros a nosotros. Lucharemos y lucharán las generaciones venideras, hasta que Libia sea libre', declaró a Al Yazira la hermana de uno de los fallecidos.

Como ocurrió antes en Túnez y en Egipto, la televisión qatarí se ha convertido en uno de los blancos favoritos de la dictadura. 'No escuchéis las noticias de los medios extranjeros, que quieren dividir nuestro país y evitar una convivencia pacífica', arengó un ulema durante la oración del viernes, retransmitida por la televisión estatal. 'Al Yazira es un instrumento del imperialismo'. 'Vendidos, estáis jugando con fuego', corearon en las calles de Trípoli miles de seguidores de Gadafi.

La censura oficial ha llevado a los libios, dentro y fuera del país, a recurrir a las televisiones por cable e internet para informarse e informar, minuto a minuto, de la revuelta.