Público
Público

Poligamia como solución a la soltería en Arabia Saudí

La sociedad saudí dividida entre los religiosos conservadores, que apoyan esta práctica, y muchas jóvenes que la consideran machista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una reciente y polémica campaña a favor de la poligamia, como medida para acabar con las 'solteronas', ha dividido a la sociedad saudí entre los religiosos conservadores que apoyan esta práctica y muchas jóvenes que la consideran machista. Las redes sociales han sido el medio elegido por un grupo de jóvenes saudíes para lanzar una campaña que tiene como fin fomentar la poligamia entre sus compatriotas, una práctica reconocida en Arabia Saudí, ya que el islam permite al hombre casarse hasta con cuatro mujeres si es capaz de tratarlas a todas por igual.

El líder de esta iniciativa, Turki al Saedi, sostiene que el objetivo es animar a los jóvenes saudíes a que se casen con más de una mujer, para luchar también contra el aumento del número de matrimonios mixtos entre chicas saudíes y extranjeros. Para Al Saedi, la poligamia contribuirá a la eliminación de la soltería, un estado que, a su juicio, lleva a las mujeres a la 'desviación', a pesar de que en Arabia Saudí rige una estricta interpretación de la ley islámica o Sharía, que impone la segregación de sexos en espacios públicos.

Un informe elaborado por una institución social saudí y publicado en 2007 cifraba en un millón el número de las mujeres que se quedaron solteras en el país árabe debido, sobre todo, a las costumbres conservadoras y a las dotes exageradas que los padres exigen para el casamiento. En este sentido, el psiquiatra Ibrahim al Mokbel asegura que el hecho de que muchas saudíes se queden solteras se debe 'a causas económicas, y eso se solucionaría enfrentándose a estos problemas, y no con la generosidad de los hombres que acepten casarse con más de una'.

La polémica está servida en el conservador reino wahabí, donde 'Profeta de cuatro', como se titula la campaña en referencia a las cuatro esposas permitidas por el islam, ya cuenta con entusiastas partidarios y detractores poco después de su lanzamiento.

Algunas jóvenes describen la campaña de machista y aseguran que prefieren estar solteras a ser un segunda, tercera o cuarta esposa. Al Mokbel se muestra de acuerdo con estas jóvenes y considera que la campaña es 'provocativa para las mujeres', tanto para las musulmanas como para aquellas que profesan otras religiones.

Insisten en que 'tiene que haber justicia e igualdad entre las distintas esposas' y que, según el islam, los hombres sólo pueden contraer matrimonio con varias mujeres si tienen el poder económico suficiente para gastar la misma cantidad en mantenerlas.