Público
Público

El premio Sájarov valora la libertad surgida de la Primavera Árabe

La Eurocámara concede el galardón a cinco activistas, entre ellos el joven tunecino que desató las revueltas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La lucha que en 2011 han llevado a cabo los pueblos árabes, en especial Túnez, Egipto, Libia y Siria, contra las dictaduras se ha visto recompensada con el premio Sárajov. El galardón que concede el Parlamento Europeo cada año a la libertad de conciencia ha recaído en cinco activistas de la llamada Primavera Árabe.

Finalmente se han cumplido los pronósticos que daban como favoritos para hacerse con el premio al tunecino Mohamed Bouazizi, la egipcia Asmaa Mahfouz, el libio Ahmed al-Zubair al-Sanusi y los sirios Razan Zeitouneh y Ali Farzat.

Competían también por el premio, dotado con 50.000 euros, la colombiana Comunidad de Paz de San José de Apartadó y el opositor bielorruso Dzimitry Bandarenka.

Los grandes grupos del Parlamento Europeo -los populares, los socialistas, los liberales y la alianza de los verdes- habían propuesto conjuntamente las candidaturas de los cinco activistas de la 'primavera árabe'.

Entre los ganadores destaca el fallecido Mohamed Bouazizi, el joven tunecino que el 17 de diciembre de 2010 se prendió fuego en protesta por la confiscación de su puesto de verduras y la humillación que sufrió por parte de una agente de policía.

Sin más motivos por los que vivir, decidió quemarse a lo bonzo. Finalmente falleció el 5 de enero de 2011. Sin embargo, su muerte fue la chispa que prendió la mecha de las posteriores revoluciones en el mundo árabe.

Comenzó por la revolución de los jazmines en Túnez, que acabó con el derrocamiento y posterior exilio de Ben Ali, le siguió la revolución egipcia con la toma de la plaza Tahrir y la caída de Mubarak y continuó en Libia hasta la muerte de Gadafi y en Siria y Yemen, donde el pueblo sigue plantando cara a los regímenes autoritarios de Al Asad  y Saleh.

Además del merecido homenaje a Bouazizi, el premio también reconoce a Asmaa Mahfoud en representación de la lucha egipcia en la plaza de Tahrir, y a Ahmed al-Zubair Ahmed al-Sanusies por luchar desde el bando rebelde en Libia.

Completan la lista Razan Zaitouneh y Ali Farzat, ambos de Siria, como símbolo de la lucha que está viviendo su pueblo contra la dura represión que está imponiendo Basar Al Asad.

El premio Sájarov 2011 se entregará en la sesión plenaria del Parlamento Europeo en diciembre próximo en Estrasburgo. Estos cinco activistas suceden en el galardón al disidente cubano Guillermo Fariñas, que el año pasado no pudo recoger el premio a Europa por la negativa del régimen castrista a permitirle viajar.

El galardón recibe el nombre del científico soviético Andrei Sájarov, que tuvo que exiliarse de la Unión Soviética por su oposición al programa nuclear de la URSS y a sus políticas represivas. En 1989 se convirtió en un miembro del Parlamento Soviético reformado por Gorbachov y fundó Memorial, una organización que defiende los derechos humanos.