Publicado: 14.11.2013 18:42 |Actualizado: 14.11.2013 18:42

Las presiones de demócratas y republicanos obligan a Obama a cambiar su reforma sanitaria

El presidente estadounidense anuncia que los seguros médicos que debían ser renovados o cancelados para cumplir con la ley podrán servir en 2014.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha dado parcialmente marcha atrás en su reforma sanitaria: obligado por las presiones de su propio partido y también de los republicanos compareció este jueves ante la prensa para anunciar que los seguros médicos que debían ser renovados o cancelados para cumplir con la ley de reforma sanitaria podrán servir en 2014 y se ayudará a quienes ya tengan aviso de cancelación.

"Vamos a hacer todo lo posible para ayudar a todos los estadounidenses que han recibido avisos de cancelación", dijo Obama durante una comparecencia en la Casa Blanca, ante los problemas que se han presentado para la elección de seguro, especialmente en la página oficial habilitada para ello.

Destacó también que las compañías aseguradoras deben informar a los ciudadanos de los planes alternativos previstos en la reforma sanitaria y de qué beneficios están perdiendo por conservar sus seguros.

"Vamos a resolver todos los problemas (...) Y la Ley de Cuidado Asequible (como se conoce a la reforma) va a funcionar", subrayó.

Desde que la reforma fue promulgada, Obama y sus asesores han prometido que los ciudadanos podrían mantener sus actuales planes de salud si estaban satisfechos con ellos.

Pero la realidad es que la reforma establece una serie de estándares mínimos y, si un seguro no los cumple, debe ser reemplazado a partir de 2014 por otro de los ofrecidos en los nuevos mercados abiertos desde el pasado 1 de octubre.

Con el anuncio de hoy los ciudadanos podrán quedarse con sus actuales seguros de salud, si así lo desean, al menos durante 2014.

El presidente aludió también en su comparecencia a los numerosos problemas registrados en la web www.Healthcare.gov, donde los ciudadanos pueden inscribirse en los nuevos seguros médicos desde el pasado 1 de octubre.

Insistió en que no está "feliz" con las cifras divulgadas el miércoles por el Departamento de Salud, según las cuales menos de 27.000 personas se inscribieron en un mes en los nuevos mercados de seguros a través de esa web.

"Confío en que cuando miremos atrás al próximo año, la población estará diciendo que esto [la reforma] está funcionando bien", insistió Obama.