Público
Público

El PRI se consolida como alternativa en México

El partido que dominó el país durante 70 años es la fuerza más votada en las elecciones de gobernador del domingo. Gana en nueve Estados y la alianza entre PAN y PRD le arrebata tres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El antaño todopoderoso Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha confirmado sus aspiraciones a recuperar el poder en las elecciones presidenciales del año que viene. En los comicios regionales del domingo pasado, el PRI ganó en 9 de los 12 Estados donde se elegía un nuevo gobernador. La pinza entre el derechista Partido de Acción Nacional (PAN) y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) arrebató tres Estados al PRI, entre ellos los feudos de Oaxaca y Sinaloa.

A pesar de la violencia, que acabó incluso con la vida de uno de los candidatos a gobernador del PRI, y del miedo que impidió que se rellenaran cientos de papeletas en los Estados norteños, unos nueve millones de mexicanos se atrevieron a salir de sus casas y votar. El PRI ya está calentando motores pensando en recuperar la casa presidencial de Los Pinos en las elecciones del 1 de julio de 2012. La victoria del PRI estaba anunciada por las encuestas. Pero la derecha del PAN no se ha amedrentado y con alianzas con el izquierdista PRD ha conseguido, por ejemplo, sacar al PRI por primera vez en 80 años del Gobiernode Sinaloa y de Oaxaca.

Nada es previsible en México, donde el priista mejor situado en la carrera presidencial, el actual gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, es probable que aumente su popularidad casándose con la actriz Angélica Rivera. La presidenta del partido, Beatriz Paredes, destacó en tono triunfal que 'el PRI es la primera fuerza política electoral en el país'. Los analistas insisten en que al presidente Felipe Calderón, del PAN, le quedan dos alternativas en los dos años que le restan de mandato, dada su minoría en el Congreso de Diputados y con la mayoría de los gobernadores opositores.

Una posibilidad es negociar las grandes políticas nacionales con el PRI, con lo que quizás le facilitaría su regreso a la presidencia. La otra sería potenciar las alianzas con el izquierdista PRD para ver hasta dónde pueden llegar, después de los pequeños éxitos de este domingo. Dos años más con la parálisis institucional actual y la creciente desconfianza de la población se presenta como un escenario insostenible.

La jornada electoral del domingo sería alucinante para un europeo. Como siempre quien mejor la retrata son los caricaturistas de la prensa. Uno rodeaba la urna electoral de féretros. Según las autoridades de la secretaría (Ministerio) de Gobernación fue una jornada tranquila 'con violencia focalizada', como la ejecución del hermano de un candidato a alcalde en Chihuahua, o un asesinado del PAN en Veracruz, heridos por armas de fuego y robos de urnas. La violencia del crimen organizado dejó durantela jornada electoral 41 víctimas, cuatro de ellas colgadas en puentes de Chihuahua o dos jefes de Policía ejecutados en Hidalgo.

Un humorista de La Jornada afirmaba que 'en resultados preliminares hasta el domingo próximo no se publican los oficiales en algunos estados ganaron los mismos con los mismos partidos y en otros, ganaron los mismos con otros partidos'. Serían los casos de Puebla y Sinaloa, donde los candidatos de la alianza PAN-PRD desbancaron al PRI, pero postulando para gobernador a priistas de toda la vida.

La altísima abstención general aún aumentó en los estados más violentos de México, donde las amenazas son frecuentes. Así en Tamaulipas, donde el hermano del priista asesinado el lunes será el nuevo gobernador, votó un 26% del censo. Egidio Torre Cantú llegó al colegio electoral con un discreto chaleco antibalas debajo de la blanca guayabera.

En Quintana Roo, donde se encuentra la turística ciudad de Cancún, fue un 38% de los votantes los que ejercieron el voto. El candidato opositor, Greg Sánchez, está detenido en una prisión de alta seguridad por presuntos nexos con el narco, pero aún así su substituto recibió un 20% de los votos. En la violenta Ciudad Juárez sólo votó un 20% del electorado. La presencia del narco se evidenció durante la jornada electoral. En el norteño estado de Durango grupos armados intervinieron en diversos municipios.

Ratificado el PRI como primera fuerza política nacional, después de diez años fuera del Gobierno Federal, poca fuerza le queda al presidente Felipe Calderón, quién insistía la madrugada del lunes en 'escuchar todas las voces y construir las soluciones a los problemas de México'.

Las viejas tácticas caciquiles del PRI para inducir al voto fueron efectivas y el descontento por la ineficiencia federal ayudaron a la catástrofe del PAN: crisis económica real, falta de empleo, corrupción, inseguridad e injusticia galopantes. A pesar del clima tenso, los defensores de los derechos humanos en los estados en pugna insistieron en que los que salieron a votar 'buscan un cambio'. Hay unanimidad en que es lo que necesita más que nunca México.

1 . Los inicios

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) surge tras la guerra civil de 1914 con el objetivo de estabilizar el país partiendo de una revolución de carácter izquierdista y laico.

2. 71 años de mandato

El PRI llega al poder en 1929 y se mantiene en el poder del país durante 71 años. Para la oposición, su larga hegemonía es en realidad una dictadura encubierta.

3. La primera derrota

En 2000, el líder del PRI, Francisco Labastida, pierde por primera vez las elecciones, en más de 70 años, frente al derechista Partido de Acción Nacional ( PAN), encabezado por Vicente Fox, que accede a la presidencia del país.

4. La gran crisis

En 2006, el PRI sufre una grave crisis interna tras perder por segunda vez consecutiva las elecciones presidenciales.

5. La victoria de 2009

El PRI gana las legislativas de 2009. El presidente Felipe Calderón, del PAN, pierde la mayoría en la Cámara de Diputados en favor del PRI.