Publicado: 25.04.2014 12:35 |Actualizado: 25.04.2014 12:35

El primer ministro ucraniano acusa a Putin de buscar "la Tercera Guerra Mundial"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, ha denunciado este viernes que Rusia quiere iniciar una nueva guerra mundial ocupando Ucrania "militar y políticamente" y creando un conflicto que se extendería al resto de Europa.  "Los intentos de conflicto militar en Ucrania llevarán a un conflicto militar en Europa", ha prevenido Yatseniuk ante el Gobierno interino en declaraciones emitidas en directo por la televisión. "El mundo aún no ha olvidado la Segunda Guerra Mundial pero Rusia ya quiere iniciar la Tercera Guerra Mundial", ha lamentado.

En una de sus intervenciones más duras en la guerra dialéctica que mantienen los dos países, Yatseniuk ha acusado a Moscú de actuar como un "gangster" que apoya a "terroristas". "Está claro que el objetivo de Rusia es perturbar las elecciones en Ucrania, acabar con el gobierno prooccidental y proucraniano y ocupar Ucrania política y militarmente", ha añadido.

Yatseniuk asumió el cargo el pasado febrero después de que las multitudinarias protestas proeuropeas culminaran con la destitución por parte del Parlamento del presidente Viktor Yanukovich. Está previsto que se celebren elecciones el próximo 25 de mayo para elegir nuevo presidente.

Por otra parte, el primer ministro ha pedido a Moscú que cumpla con sus obligaciones de persuadir a los activistas prorrusos que han ocupado varios edificios oficiales y se han hecho con el control de algunas localidades en el este del país en virtud del acuerdo alcanzado en Ginebra la semana pasada en presencia de Estados Unidos y la UE. "El apoyo de Rusia a los terroristas y los bandidos que tortura a ciudadanos pacíficos como un delito internacional. Es un crimen contra la Humanidad", ha añadido el primer ministro.

Yatseniuk ha señalado que Kiev todavía sigue a la espera de una respuesta a una petición oficial de detalles sobre las maniobras militares rusas en la frontera, que transmitió a través de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y fijó como fecha tope el sábado.

"Si Estados Unidos, la Unión Europea y toda la comunidad internacional sigue estando unida y actuando de forma conjunta para a obligar a Rusia a cumplir con sus obligaciones, entonces mantendremos la paz, la estabilidad y el sistemas de seguridad internacional que Rusia quiere destruir", ha añadido.