Público
Público

Protesta en Pakistán de víctimas hambrientas

Cerca de 3,5 millones de niños corren riesgo de enfermar por la falta de agua potable

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La desesperación ha llevado a cientos de víctimas de las graves inundaciones que han devastado parte de Pakistán a bloquear una autopista a las afueras de Sukkur, en la sureña provincia de Sindh, para demandar al Gobierno que los ayude. 'Aquí nos estamos muriendo de hambre y nadie ha venido a ayudarnos', decía una de las decenas de personas que, armadas con palos, decidieron cortar el tráfico.

Las autoridades de Pakistán creen que las inundaciones han afectado gravemente a casi 20 millones de personas, más del 10% de la población. La ONU ha solicitado 459 millones de dólares para ayudar a las víctimas, aunque sólo se han recaudado 125, y ha alertado de que la demora en la asistencia puede resultar fatal para unos 3,5 millones de niños, más vulnerables y con más riesgo de contraer enfermedades como la disentería o la diarrea por la falta de agua potable.

Las autoridades paquistaníes temen que empeore el estado de dos embalses en el sureste del país. 'Hay una situación difícil en las presas de Guddu y Sukkur. El temor a las inundaciones continuará en los próximos seis u ocho días', auguró a Efe un portavoz de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres, Ahmad Kamal.