Publicado: 08.04.2015 17:27 |Actualizado: 08.04.2015 17:27

Putin afirma que Tsipras no le pidió dinero

El presidente ruso plantea a Grecia una alianza energética

Publicidad
Media: 5
Votos: 5
Comentarios:
Tsipras y Putin, durante su reunión en el Kremlin. / EFE

Tsipras y Putin, en el Kremlin, durante la firma de un Plan de Acción conjunta. / EFE

MOSCÚ.- El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo hoy que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, no ha pedido ayuda financiera a Rusia, ante las críticas de algunos socios europeos por su visita a Rusia.

Grecia "no ha pedido ayuda financiera a Rusia (...). Hemos hablado de realizar distintas inversiones en el terreno de las infraestructuras, transporte, energía, etc.", aseveró Putin.

Tras reunirse ambos en el Kremlin, Alexis Tsipras defendió, por su parte, el derecho de su país a desarrollar una política exterior soberana y llamó a poner fin a la "guerra de sanciones" de la UE con Rusia.

"Grecia es un país soberano con su derecho irrenunciable a desarrollar una política exterior multilateral y a desempeñar su papel geopolítico como país balcánico, mediterráneo y europeo y de la región del Mar Negro", dijo en la conferencia de prensa conjunta.



Al mismo tiempo, subrayó que Grecia respeta sus compromisos en el marco de las organizaciones internacionales a las que pertenece. Putin manifestó también que no tiene "la intención de utilizar nada dentro de la Unión Europea para resolver parcialmente el asunto de la mejora de las relaciones con la agrupación europea en su conjunto".

El jefe del Kremlin comentaba así las declaraciones de algunos políticos y medios europeos acerca de que Rusia quiere utilizar a Grecia como caballo de Troya para mejorar sus relaciones con Bruselas. Agregó que "el mejor modo de resolver estos problemas es poner fin a la guerra de sanciones y a las medidas de respuesta" de Rusia.

Críticas a las sanciones europeas

Por su parte, Tsipras reiteró sus críticas a las sanciones europeas impuestas contra Moscú y aseguró que la respuesta rusa -el embargo a las importaciones de productos frescos europeos- le hizo una "gran herida" a la economía griega. "Pero nosotros entendemos perfectamente que esas medidas de respuesta fueron una réplica a las sanciones con cuya lógica no estamos de acuerdo, y esto ya lo hemos declarado públicamente", recordó Tsipras.

"Consideramos que esto es una decisión estéril de guerra económica. De hecho, retrotraen a Occidente y a Rusia a las relaciones de la Guerra Fría", añadió.

Ambos mandatarios firmaron hoy un Plan de Acción conjunto para 2015-2016 que prevé la cooperación en distintos ámbitos para recuperar los niveles de intercambio comercial bilateral. Putin explicó que ofreció a Tsipras la posibilidad de que Grecia se conecte al nuevo gasoducto ruso-turco (el Turkish Stream) que se proyecta construir bajo el Mar Negro para llevar gas ruso a Europa.

"Grecia podría convertirse así en uno de los principales centros europeos de distribución de energía, pero esto es una decisión soberana que debe adoptar el Gobierno griego", resaltó.