Publicado: 09.05.2015 10:00 |Actualizado: 09.05.2015 10:51

Putin exhibe poderío al celebrar el 70 aniversario de la victoria sobre los nazis

Es el desfile más grande de la historia de Rusia y está marcado por la tensión con Occidente, cuyos dirigentes no han acudido por su intervención en Ucrania. La estrella es un nuevo tanque, el T-14.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 8
Comentarios:
Un veterano de guerra ruso acude al día de la victoria

Un veterano de la II Guerra Mundial acude al desfile de la Plaza Roja que conmemora el 70 aniversario de la victoria sobre el III Reich. EFE/EPA/SERGEI ILNITSKY

MOSCÚ.- El acto para conmemorar el 70 aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la II Guerra Mundial comenzó este sábado en la Plaza Roja de Moscú, por donde desfilan más de 16.000 soldados bajo la presidencia de Vladímir Putin.

Las autoridades rusas proclaman que este será el desfile militar de la historia del país, sin precedentes desde la disolución de la Unión Soviética. Se celebra en un ambiente de gran patriotismo marcado por la tensión con Occidente.

Unos 30 líderes mundiales asisten a los fastos, entre ellos el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, junto a la directora general de la UNESCO, Irina Bokova.

También han acudido a los fastos los dirigentes de China, India, Sudáfrica, Venezuela, Vietnam, Alemania o Cuba, con el presidente Raúl Castro a la cabeza de la delegación, acompañado de su homólogo venezolano Nicolás Maduro, según ha informado el Ministerio de Defensa.

Sin embargo, no asisten los líderes de los países occidentales, que han rechazado la invitación del Kremlin por su intervención en Ucrania y la anexión de Crimea. España está representada por su embajador; Francia e Italia , por sus respectivos ministros de Exteriores. Por parte del Reino Unido asiste Nicholas Soames, parlamentario, exministro de Defensa y nieto de Winston Churchill, el primer ministro británico durante la II Guerra Mundial.

Un nuevo sistema de colaboración internacional

Putin, el presidente ruso, agradeció en el acto la contribución de la coalición aliada a la victoria sobre el III Reich.

La victoria "siempre seguirá siendo la cumbre heroica de la historia de nuestro país... pero recordamos también a nuestros aliados en la coalición antihitleriana. Agradecemos a los pueblos de Reino Unido, Francia y Estados Unidos su contribución a la victoria", dijo Putin, al intervenir ante los invitados al desfile en la Plaza Roja.

El jefe del Kremlin también abogó por la creación de un sistema de seguridad colectiva libre de bloques militares, tras señalar que el sistema de colaboración nacido de la lección de aquella guerra está desapareciendo.

"Nuestra tarea común debe ser la creación de un sistema de seguridad igualitaria para todos los Estados. Un sistema adecuado a las amenazas actuales, construido sobre la base de los principios regionales, globales y no alineados", dijo Putin.

En los últimos años "hemos visto intentos de crear un mundo unipolar. Vemos como se desarrolla una mentalidad de fuerza, de bloques militares", señaló.

La aventura hitleriana fue "una lección horrible" para toda la comunidad internacional. Ahora, 70 años después, "la historia de nuevo apela a nuestra razón y a nuestra vigilancia. No debemos olvidar que la idea de la supremacía racial y la exclusividad llevó a la más sangrienta de las guerras", agregó.


El 14% de la población rusa falleció

Más de 16.500 soldados, 200 vehículos y 140 helicópteros y aviones participarán en el desfile militar que conmemorará los 70 años tras la victoria en la Gran Guerra Patria, el nombre por el que se conoce en Rusia a la II Guerra Mundial, un conflicto que libraron en sus propios términos y costó a la Unión Soviética el mayor número de bajas de todo el conflicto, con 24 millones de fallecidos, un 14% de la población.



Rusia conmemora el Día de la Victoria dos días después que el resto del mundo por la diferencia horaria respecto a la entrada en vigor, el 8 de mayo de 1945, de la rendición firmada por el general alemán Alfred Jodl un día antes.

Tanque de estreno

La estrella del desfile es la primera aparición pública de un nuevo tanque, el Armata T-14, que está dotado de un sistema de radares capaz de captar hasta 40 objetivos terrestres y 25 aéreos simultáneamente a una distancia de hasta 100 kilómetros.

El jueves, durante el ensayo general, el tanque T-14 se caló inesperadamente ante el Mausoleo de Lenin en medio de la sorpresa de centenares de personas que asistían al espectáculo. El comentarista del ensayo general lo justificó así por la megafonía: "Hemos mostrado cómo se lleva a cabo la evacuación de equipo militar. La parada estaba planeada". Poco después, varios soldados llegaron en otro vehículo y sacaron una soga rígida para tratar de remolcarlo, sin éxito. Al final fue arrancado por un técnico de la empresa fabricante, que atribuyó el fallo a un error de su conductor.

Rusia planea fabricar más 2.000 de estos sofisticados tanques en los próximos cinco años.

El Ejército ruso presenta nuevos sistemas de armamento durante el desfile, entre ellos tanques, vehículos acorazados de transporte y sistemas de misiles antitanque durante el desfile de Moscú, al que se sumarán eventos en otras 150 ciudades de todo el país, así como en ex repúblicas como Bielorrusia o Kirguistán, y Armenia, entre otros países.