Publicado: 24.01.2016 22:37 |Actualizado: 25.01.2016 08:59

El conservador Rebelo de Sousa vence en las presidenciales de Portugal con más de la mitad de los votos

El candidato conservador, Marcelo Rebelo de Sousa, ha sido elegido presidente de Portugal directamente en primera vuelta con un 52%, según resultados oficiales correspondientes al 98% del escrutinio.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
Los resultados oficiales confirman la elección de De Sousa como presidente de Portugal.- EP

El candidato conservador, Marcelo Rebelo de Sousa vota en un colegio electoral de Celorico de Basto, al norte de Portugal, este domingo 24 de enero de 2016 durante las elecciones presidenciales en las que ha partido como favorito en las encuestas.  EFE/Octavio Passos

LISBOA.- El candidato conservador, Marcelo Rebelo de Sousa, ha sido elegido presidente de Portugal directamente en primera vuelta con un 52%, según resultados oficiales correspondientes al 98% del escrutinio.  De Sousa se impone así al socialista António Sampaio (22,7%) y a la candidata del Bloque de Izquierda, Marisa Matias (10,1%). Muy por detrás quedan Maria de Belém (4,24%) y Edgar Silva (3,91%).

El ya presidente electo ha prometido "unir lo que las coyunturas han dividido" ante la época de "incertidumbre y desafío" que afronta el país. "Un país como el nuestro, que sale de una crisis económica y social profunda, no se puede permitir el lujo de desperdiciar energías", ha afirmado. Para De Sousa, "cuanto más unidos estemos, más fuertes seremos en el combate contra las injusticia y en la promoción de la credibilidad y la esperanza en el futuro".



De Sousa tomará posesión como 20º presidente de Portugal el 9 de marzo sustituyendo a Aníbal Cavaco Silva, a quien ha saludado en su discurso de victoria. También ha mencionado a otros antecesores como Ramalho Eanes, Jorge Sampaio y Mário Soares, quienes "han servido al interés nacional".

De Sousa tomará posesión como 20º presidente de Portugal el 9 de marzo sustituyendo a Aníbal Cavaco Silva

El presidente electo ha prometido prestar atención preferente a los más necesitados, "a los que viven en la periferia de la sociedad de la que habla el Papa Francisco". "Tenemos que ser capaces de crecer de forma sostenida, de generar empleo, de corregir las injusticias sociales que agravó la crisis, pero tenemos que hacer todo esto sin comprometer la solidez financiera", ha apuntado.

El futuro presidente deberá coexistir con un Gobierno de izquierdas liderado por el Partido Socialista (PS) y respaldado por comunistas y Bloque de Izquierda. Este Ejecutivo llegó al poder en noviembre de 2015 tras tumbar en el Parlamento a la coalición que encabezaba Pedro Passos Coelho, del PSD.