Público
Público

Se recrudecen las protestas en Panamá contra las privatizaciones de tierras

Con la aprobación de la Ley 72, el ejecutivo de Martinelli ha abierto un conflicto en la provincia de Colón con los sindicatos, gremios, estudiantes y fuerzas políticas opositoras que se oponen a la venta de terrenos públ

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conflicto que enfrenta a sindicatos y fuerzas opositoras contra el Gobierno de Martinelli en Panamá sigue abierto y ya ha causado tres muertos en las calles durante las movilizaciones en la ciudad de Colón contra la recién aprobada Ley 72 del ejecutivo, que permite privatizar las tierras situadas en la Zona Libre de dicha ciudad. Los sectores opuestos a la ley mantuvieron este miércoles la huelga que iniciaron el lunes y también las protestas de calle mientras una comisión ministerial se quedó en Colón esperando, por segundo día consecutivo, a algún interlocutor válido para entablar un diálogo.

La sexta jornada de huelga, este miércoles, se saldó con al menos 35 detenidos en los enfrentamientos que tuvieron lugar entre manifestantes y fuerzas de seguridad, según informaron medios de comunicación locales. Miles de personas, en su mayoría estudiantes y trabajadores de la zona, se manifestaron en el centro de la ciudad y, más tarde, bloquearon la principal entrada. Las protestas que se iniciaron para evitar la venta de tierras de la Zona Libre, un área libre de impuestos que alcanzó un superávit de 877,2 millones de dólares en sus transacciones comerciales durante los primeros cinco meses de 2012, se han transformado y ahora se dirigen también contra los 'abusos' de las fuerzas de seguridad.

El movimiento opositor condiciona cualquier diálogo con el Gobierno a que sea derogada la LeyLa traba está en que los sectores que promueven las protestas han condicionado el inicio del proceso a que sea derogada la Ley 72 y el Gobierno insiste que cualquier decisión al respecto debe adoptarse en una mesa de concertación. El presidente panameño, el conservador y empresario Ricardo Martinelli, justifica esta medida alegando que el fin de esta medida es recaudar unos 2.000 millones de dólares en los próximos 20 años e invertirlos en desarrollo social, algo que no creen desde la oposición progresista.

Enfrentados a él tiene a la Cámara de Comercio de Colón, el Frente Amplio, gremios profesionales, sindicatos y la comunidad educativa, y todos ellos se han sumado a las movilizaciones. También lo han hecho miembros del Frente por la Democracia, que integran los partidos de oposición y grupos cívicos. En estos seis días de protestas, un niño de nueve años de edad, una mujer de 29 y un conductor de ambulancia de 40 han fallecido, decenas de personas han resultado heridas, entre manifestantes y fuerzas de seguridad, y alrededor de 200 han sido detenidas.

La Procuraduría General panameña dijo este miércoles en un comunicado que se realizan las 'diligencias para dar con los responsables de los tres homicidios registrados durante los últimos días en las manifestaciones en Colón'. Por su parte, la Policía informó de que en la jornada retuvo a una treintena de estudiantes en el marco de una serie de bloqueos a la vía pública en la capital panameña, en las que también participaron miembros del sindicato de la construcción Suntracs y estudiantes universitarios en apoyo a las protestas.

Una familia trata de escapar de los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad. - Carlos Jasso (REUTERS)

La ONU y los opositores denuncian los 'abusos' de las fuerzas de seguridad

Pese a que aún se ha producido una negociación real y el conflicto continúa abierto, el presidente Martinelli hizo un gesto a la oposición y afirmó que 'si el pueblo colonense no quiere que se vendan los terrenos de la Zona Libre, se derogará' la operación de compraventa. Así lo afirmó a través de la red social Twitter mientras se encontraba de viaje por Vietnam, aunque no aclara si derogará solamente el artículo que autoriza la venta de terrenos de la Zona Libre o toda la Ley 72.

De momento, ayer Martinelli ordenó suspender la aplicación de la norma jurídica hasta llegar a un acuerdo con la comunidad colonense y para ello anunció la creación de una comisión gubernamental de alto nivel con el mandato de negociar con la población local, que se niega a cualquier diálogo hasta que la legislación sea derogada completamente.

La oficina regional del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU instó ayer al diálogo a los sectores sociales y el Gobierno de Panamá para lograr una 'solución pacífica y positivo' al conflicto en la ciudad de Colón, según anunció la representante regional de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Carmen Rosa Villa.

Sobre los actos de violencia en Colón, la oficina de la ONU recordó que los 'estándares universales' indican que 'el empleo de la fuerza y las armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley debe ser restringido y excepcional', y también pidió a los manifestantes 'a no hacer uso de la violencia'.