Público
Público

El régimen de Saleh en Yemen siembra Saná de cadáveres

La Policía abre fuego contra los opositores. Hay al menos 27 muertos y cientos de heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los opositores al régimen de Ali Abdullah Saleh en Yemen sufrieron ayer la peor oleada de represión en los últimos tres meses, después de que de nuevo tomaran el centro de Saná para exigir al presidente del país que dejé el poder que acaparadesde hace 33 años.

Tropas gubernamentales abrieron fuego sobre los manifestantes varias decenas de miles, según la cadena Al Yazira y mataron al menos a 22 personas. Según el canal qatarí, hay también 'cientos' de heridos. Otros cinco opositores habían muerto previamente en combates entre la Guardia Republicana y partidarios de un líder tribal opositor en el distrito Al Hasaba.

Las tropas gubernamentales abrieron fuego contra la multitud

Mohammad al Qadhi, un periodista yemení citado por Al Yazira, aseguró que francotiradores de las fuerzas de seguridad dispararon a la multitud desde las azoteas. 'Uno de los manifestantes me contó que los tiradores disparaban al pecho y alas piernas', relató Al Qadhi.

Otro periodista citado por el canal árabe, Tom Finn, aseguró que pudo contar 16 cadáveres 'apilados en una mezquita' y que la mayoría tenían disparos en la cabeza, lo que indica que los francotiradores tiraban a matar: 'La mayoría tenían menos de 22 años. Vi muerto a un chico de 16 años, y un médico me dijo que espera que la cifra de fallecidos se eleve a 50 antes de mañana [por el lunes]'.

Las escenas que se vivieron ayer en la capital yemení fueron dantescas. Docenas de hombres yacían inertes en el suelo, con heridas de bala o sin sentido tras haber inhalado el gas lacrimógeno que utilizó también la Policía. Las ambulancias no daban abasto para evacuar a los heridos, y los opositores trataban de llevarse por'

'Vi el cadáver de un chico de 16 años', explica el periodista Tom Finn

Los heridos más graves fueron transportados a un hospital de campaña en la plaza Tagyir y el resto a otros hospitales de la capital. 'Este es el peor día que hemos vivido en tres meses. Estamos esperando que lleguen más muertos', declaró a Reuters el doctor Jamal al Hamdani, uno de los médicos que trató a los heridos por la represión ayer.

Radwan Qasen, un manifestante de 37 años que resultó herido en un pie, explicó a Reuters que a lo que aspiran él y sus conciudadanos es a 'derrocar a este régimen'. 'Seguiremos hasta que nos maten a todos', aseguró el opositor.

Francotiradores disparaban a matar desde las azoteas del centro

El día había empezado con combates en el distrito de Al Hasaba, donde tiene su base el líder tribal opositorSadeq al Ahmar. Sus partidarios se enfrentaron contra los miembros de la Guardia Republicana, dirigida porAhmed Ali Abdalá Saleh, hijo del presidente.

El sábado, la universidad de Saná, la más importante del país, había sido ya escenario de manifestaciones en contra del presidente, a quienes los opositores acusan de corrupción y nepotismo.

Desde el 27 de enero, Yemen vive una revuelta que pide el fin del régimen liderado por Saleh, quien se encuentra en Arabia Saudí recuperándose de las heridas que sufrió en un atentado el pasado mes de junio.

La represión ha causado centenares de heridos entre los manifestantes

El 12 de septiembre, Saleh delegó la autoridad en su vicepresidente, AbdoRabu Mansur Hadi, supuestamente para negociar un traspaso pacífico del poder, un gesto que sigue sin satisfacer a los opositores, que no creen en la transición tantas veces prometida en los últimos meses por Saleh.

Una fuente oficial saudí indicó ayer que el vicepresidente yemení firmará 'antes de una semana' el traspaso de poder a la oposición previsto en un plan de paz promovido por el Consejo de Cooperación del Golfo.

Sin embargo, para ello,Saleh ha exigido que su hijo forme parte del futuro Gobierno yemení, una condición que difícilmente será aceptada por la oposición.