Publicado: 16.02.2014 17:15 |Actualizado: 16.02.2014 17:15

Rescatan a los primeros trabajadores de la mina derrumbada en Sudáfrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los servicios de rescate sudafricanos han podido sacar ya a algunos de los hasta 200 mineros ilegales atrapados en una explotación abandonada cerca de Johannesburgo, informaron fuentes de emergencias citadas por la emisora sudafricana de radio Eyewitness News. Dos mineros fueron rescatados sobre las 17.30 horas locales (15.30 GMT) y detenidos inmediatamente después de que el personal de emergencias les ofreciera agua. "El personal de rescate logró retirar la primera gran roca de la pequeña entrada y confía en que podrá alcanzar a algunos de los mineros a su debido tiempo", informó Werner Vermaak, portavoz de la compañía de emergencias ER24.

La radio pública sudafricana, la SABC, informó de que los mineros aparentemente habían intentado robar y después fueron encerrados en la antigua mina de oro por un grupo rival. Los mineros fueron encontrados hoy, cuando un equipo de emergencias que circulaba por los alrededores de la mina abandonada escuchó gritos procedentes del pozo. El equipo de salvamento pudo contactar con un grupo de 30 operarios próximo a la superficie, quienes afirmaron que hay más compañeros atrapados más abajo, en el túnel de ascenso, con lo que en total habría unas 200 personas.

Sin embargo, los servicios de rescate aclararon que sólo han tenido contacto con esas 30 personas y no pueden confirmar que haya hasta 200 atrapados. Según Vermaak, aparentemente nadie se encuentra gravemente herido en el pequeño grupo de mineros próximo a la superficie. Se han movilizado grúas de rescate y un autobús ha sido habilitado como clínica móvil para atender a los operarios. Los mineros que se encuentran más próximos a la superficie han informado de que en total hay unas 200 personas atrapadas.

Una vez rescatados, deberán enfrentarse a la justicia por haber accedido a esta explotación de Benoni, al este de Johannesburgo, de forma ilegal, una práctica frecuente en Sudáfrica. La explotación no regulada de minas aparentemente abandonadas es un fenómeno habitual en Sudáfrica y en todo el continente africano. El valor del oro extraído de las minas ilegales en Sudáfrica supera cada año los 400 millones de euros, que nutren una red mafiosa nacional e internacional. Hace apenas diez días, ocho mineros perdieron la vida en una explotación de Doornkop, al suroeste de Johannesburgo, tras haber quedado atrapados dos días en su subsuelo.

Algunos de los mineros ilegales que permanecen atrapados en una explotación abandonada cerca de Johannesburgo han rechazado salir por el momento para evitar su arresto, informaron fuentes de emergencias. Tras rescatar a once de los cerca de 200 mineros que, según los propios atrapados, podrían estar bajo tierra, los equipos de rescate dijeron que permanecerán en los alrededores de la mina, situada en la ciudad de Benoni, al este de Johannesburgo. Los equipos de socorro, sin embargo, se han puesto a disposición de las autoridades de Seguridad minera y la Policía de Sudáfrica, que han detenido a los mineros rescatados por estar operando una explotación de oro de forma ilegal, según la emisora sudafricana Eyewitness News.

Al inicio de la operación esta tarde, el personal de rescate contactó con un grupo de 30 operarios próximo a la superficie, quienes a su vez afirmaron que había más compañeros atrapados más abajo, en el túnel de ascenso, con lo que en total habría unas 200 personas. Sin embargo, los servicios de rescate aclararon que sólo han tenido contacto con esas 30 personas y no pueden confirmar que haya hasta 200 atrapados. Según Werner Vermaak, portavoz de la compañía de emergencias ER24, aparentemente nadie se encuentra gravemente herido en el pequeño grupo de mineros próximo a la superficie. La radio pública sudafricana, SABC, informó de que los mineros aparentemente habían intentado robar y después fueron encerrados en la antigua mina de oro por un grupo rival.

Los mineros fueron encontrados hoy, cuando un equipo de emergencias que circulaba por los alrededores de la mina abandonada escuchó gritos procedentes del pozo. La explotación no regulada de minas aparentemente abandonadas es un fenómeno habitual en Sudáfrica y en todo el continente africano. El valor del oro extraído de las minas ilegales en Sudáfrica supera cada años los 400 millones de euros, que nutren una red mafiosa nacional e internacional. Hace apenas diez días, ocho mineros perdieron la vida en una explotación de Doornkop, al suroeste de Johannesburgo, tras haber quedado atrapados dos días en su subsuelo.