Público
Público

El salario mínimo, el gran obstáculo para la coalición entre la CDU de Merkel y los socialdemócratas

La formación de la canciller alemana y el SPD, que exige que se pague como mínimo 8,5 euros la hora, acuerdan abrir las negociaciones para formar Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El partido de Angela Merkel y la cúpula del Partido Socialdemócrata (SPD) han acordado abrir negociaciones formales para la formación de una gran coalición de Gobierno en Alemania. De hecho, si las dos formaciones dan su visto bueno, las conversaciones se iniciarán el próximo miércoles, según ha avanzado Horst Seehofer, el líder de la Unión Cristiano Social (CSU), partido hermano de la CDU de la canciller.

El acuerdo se adoptó en la tercera ronda de conversaciones exploratorias y después de que el otro socio potencial, los Verdes, rechazara formar Gobierno con la Unión Cristianodemócrata de Merkel. La canciller ya lideró una gran coalición con el SPD en su primera legislatura, entre 2005 y 2009, y ésa era la opción preferida para los próximos cuatro años tanto por los ciudadanos como por la industria alemana, según los sondeos.

El acuerdo alcanzado debe ser sometido, en primer lugar, a los 200 delegados de la convención del SPD, que se reunirán el domingo con este objetivo. Solo entonces se podrá entrar formalmente en negociaciones sobre contenidos y reparto de carteras, aunque en medios alemanes se asegura que entre las condiciones impuestas por el SPD está la implantación de un salario mínimo interprofesional, así como designar a entre cinco y seis de los 16 ministros. El SPD se propone, asimismo, someter la decisión final sobre el pacto de coalición, una vez establecido todos sus contenidos, al voto de sus 470.000 afiliados.

El salario mínimo se ha convertido así en el principal tema de debate en las negociaciones de Gobierno. Ayer mismo, Merkel se mostró reacia y argumentó que 'soy partidaria de que cada persona que trabaje a tiempo completo pueda vivir de su trabajo, pero aquellos que actualmente tienen que pedir ayuda social para completar sus ingresos laborales podrían convertirse en parados a causa de un salario mínimo generalizado'.

La SPD considera imprescindible implantar en Alemania un salario mínimo interprofesional y por eso incluyeron en su programa electoral la medida para fijarlo en 8,5 euros por hora. En España, apenas llega a un 2,7 euros por hora.

La CDU/CSU obtuvo un 41,5 % de los sufragios en las elecciones generales del 22 de septiembre y quedó a cinco escaños de la mayoría absoluta, mientras que el SPD se hizo con el 25,7 % y los Verdes recabaron el 8,4 %. También se mantuvo en el Parlamento La Izquierda, con el 8,6 % de los votos, aunque esta formación está descartada por el SPD y los Verdes para una eventual alianza del bloque opositor, mayoritario en la cámara.