Publicado: 24.11.2016 10:52 |Actualizado: 24.11.2016 10:52

Schulz deja el Parlamento Europeo 
para volver a la política alemana

El presidente de la Eurocámara dejará el cargo en enero para presentarse a las elecciones del próximo año como cabeza de lista del partido socialdemócrata alemán (PSD).

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz comparece en rueda de prensa en Grecia el pasado 26 de noviembre.-

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, durante una rueda de prensa en Grecia.

BRUSELAS.- El presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, ha anunciado que dejará en enero el cargo para presentarse a las elecciones alemanas del próximo año como cabeza de lista del partido socialdemócrata alemán (PSD) por el Land de Renania del Norte-Westfalia.

Schulz acabará su Presidencia el próximo 16 de enero, explicaron fuentes parlamentarias.



"Últimamente ha habido mucha especulación en la prensa sobre mi futuro. He tomado mi decisión: no seré candidato para un tercer mandato como presidente del Parlamento Europeo", anunció Schulz en una rueda de prensa.

"El año que viene me presentaré al Bundestag (Parlamento Federal alemán) como cabeza de lista de Land de Renania del Norte-Westfalia", añadió.

Schulz aseguró que con este paso su "compromiso con el proyecto europeo no disminuye" y que a partir de ahora "luchará" por el proyecto comunitario a nivel nacional, desde Alemania.

"Mis valores no cambian", dijo Schulz, a la vez que aseguró que seguirá tratando de mejorar la vida de los ciudadanos y reducir las desigualdades, "el único modo para recuperar la confianza perdida".

Schulz destacó que Alemania, como el mayor país de la Unión Europea, tiene "una responsabilidad particular" que aseguró haber tenido presente durante su periodo en Bruselas y que seguirá manteniendo en Berlín.

Garantizó también que cumplirá su mandato hasta su finalización -en enero- y que hasta entonces seguirá cumpliendo con sus funciones "con la misma fuerza y convicción", por lo que dijo que "hoy no es un día de despedidas".

Schulz aseguró que ésta "no ha sido una decisión fácil" para él, dado el "honor" que le ha supuesto trabajar en la Eurocámara, primero como eurodiputado, luego como líder del Grupo de Socialistas y Demócratas, y finalmente presidiendo la institución.

En este periodo afirmó que se ha "esforzado en hacer más fuerte y visible la política europea, y también aumentar la influencia del Parlamento Europeo, la única institución cuyos miembros son elegidos".

"Más que nunca el mundo necesita una Unión Europea fuerte, autónoma y unida, que luche por sus valores e ideas y que defienda y refuerce lo que las generaciones precedentes han construido", recalcó.