Publicado: 15.12.2014 11:51 |Actualizado: 15.12.2014 11:51

El secuestrador de Sidney envía sus exigencias en un vídeo

Varios medios de comunicación han recibido las imágenes, pero la Policía ha pedido que no se difundan públicamente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secuestrador que mantiene cautivas a varias decenas de personas en una cafetería del centro de Sidney, la ciudad más poblada de Australia, ha hecho llegar sus exigencias a varios medios de comunicación aunque la Policía ha pedido que no se difundan públicamente.

"Ten News ha recibido un vídeo en el que uno de los rehenes de la cafetería Lindt transmite las exigencias del hombre armado. A petición de la Policía no las difundiremos", ha explicado en la red social Twitter Hugh Rimington, presentador de la cadena de televisión australiana Ten. "La Policía de Nueva Gales del Sur nos ha pedido a nosotros y a otros que no difundamos las exigencias del hombre armado de la cafetería Lindt. Obedeceremos", ha afirmado el presentador australiano.

Minutos antes de esta declaración, la cadena de televisión australiana ABC ha informado de que la Policía tiene identificado al hombre armado aunque ha pedido a los medios de comunicación que no desvelen su identidad. "La Policía ha identificado al hombre armado. Es conocido por la Policía. La Policía de Nueva Gales del Sur ha pedido a ABC que no le identifique", ha asegurado la cadena de televisión pública australiana.

En una comparecencia ante la prensa convocada a media tarde, la Policía ha confirmado que cinco personas han logrado escapar de la cafetería en la que permanecían secuestradas y que ha entablado conversaciones con el secuestrador. Las autoridades han instado a la población a evitar la zona de Martin Place, donde se encuentra la cafetería, situada cerca de varios bancos y la sede del Banco de la Reserva de Australia (RBA).

Varias personas han sido vistas a través de la cristalera del local con las manos en alto, donde también se ha localizado una bandera negra con una frase en árabe. Por el momento se desconoce si pertenece al Estado Islámico, según los medios locales. El área ha sido acordonada y hay una amplia presencia policial.