Publicado: 15.10.2014 11:22 |Actualizado: 15.10.2014 11:22

Una segunda enfermera de Texas da positivo en ébola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una segunda enfermera ha dado positivo en ébola en el Estado norteamericano de Texas. Esta empleada sanitaria del Health Presbyterian Hospital de Texas (que también habría tratado  al primer paciente en ser diagnosticado con ébola en Estados Unidos, Thomas Eric Duncan) fue aislada inmediatamente tras informar de que tenía fiebre el martes, dijo el Departamento de Estado de Servicios de Salud de Texas. "Las autoridades sanitarias han entrevistado al último paciente para identificar rápidamente cualquier contacto o exposiciones potenciales, y esas personas serán vigiladas", agregó el departamento.

Su nombre es Amber Vinson, de 29 años. Según la agencia Reuters, esta enfermera vivía en el complejo de apartamentos identificado como el hogar de la última paciente, la sanitaria Nina Pham de 26 años, la primera persona en infectarse con el virus del ébola en Estados Unidos.

El Centro estadounidense de Prevención y Control de Enfermedades (CDC) dijo en un comunicado que estaban realizando pruebas de confirmación de las pruebas preliminares del nuevo paciende en Texas. "Que otro trabajador sanitario dé positivo en ébola es una preocupación seria, y el CDC ya ha tomado los primeros pasos para minimizar el riesgo para los trabajadores sanitarios y el paciente", dijo en el comunicado.

La otra enfermera, Nina Pham, de origen vietnamita, había cuidado de Duncan durante la mayor parte de los once días que estuvo en el hospital antes de morir en aislamiento el 8 de octubre. El hospital dijo el martes que Pham estaba en "buenas condiciones". Los representantes del hospital no estaban disponibles inmediatamente para hacer comentarios el miércoles. Pham recibió el lunes una transfusión con anticuerpos para combatir el virus, comentó un sacerdote católico cercano a su familia. Duncan no la recibió porque no era compatible con el tipo de sangre de su donante. El grupo cristiano Misión Samaritana dijo que Kent Brantly, un doctor que sobrevivió a una infección de ébola, donó el plasma a Pham.

El director del CDC, el doctor Thomas Frieden, dijo el martes que la agencia estaba estableciendo un grupo de respuesta rápida para ayudar a los hospitales "en cuestión de horas" cuando haya un caso confirmado de ébola. Frieden ha estado bajo presión durante la respuesta y preparación para el ébola, pero el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest dijo que el presidente estadounidense, Barack Obama, confía en la capacidad de Frieden para dirigir el esfuerzo de la salud pública.

Frieden, que  informó que aún hay 76 personas que están siendo monitorizadas en el área de Dallas, reconoció las equivocaciones en el tratamiento de un ciudadano liberiano infectado en Dallas a fines de septiembre. "Desearía que hubiésemos establecido un grupo como éste el día que primero diagnosticamos al paciente (...) pero lo haremos de hoy en adelante con cualquier caso en Estados Unidos", dijo Frieden. "Estaremos ahí, listos en horas, ayudando a los hospitales con la situación si hay otro caso", dijo.

Obama tiene previsto celebrar una videoconferencia el miércoles con responsables británicos, franceses, alemanes e italianos para discutir sobre el ébola y otros asuntos internacionales, dijo la Casa Blanca. Las perspectivas de un fin de la epidemia eran menores luego de que la Organización Mundial de la Salud predijo que en África Occidental podrían aparecer hasta 10.000 nuevos casos a la semana durante diciembre. En Washington, el director de Presupuesto de la Casa Blanca, Shaun Donovan, presionó a los legisladores estadounidenses para que aceleren la aprobación de fondos para combatir el ébola, incluidos los restantes 250 millones de dólares pedidos por el Departamento de Defensa y que están en revisión.

Al menos 4.447 personas han muerto en África occidental, pero los casos en Estados Unidos y Europa han sido muy pocos hasta ahora. El virus del ébola, que puede causar fiebre, vómitos, diarrea, se contagia a través del contacto de fluidos corporales como la sangre y la saliva.