Público
Público

Un semanario francés denuncia que Ikea espía a empleados y clientes

'Le Canard enchainé' asegura que la filial francesa de la cadena de muebles tenía acceso a un gran fichero policial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La filial francesa del grupo sueco Ikea ha sido denunciada por espiar a sus empleados y clientes, según revela este miércoles el semanario Le Canard Enchaîné, que asegura que la empresa tenía acceso a un gran fichero policial.

El espionaje tiene lugar desde 2003, a través de un acuerdo entre Ikea y una sociedad privada de seguridad denominada Sûreté International, agrega el semanario satírico.

Los abogados de los sindicatos del grupo presentaron una denuncia contra la empresa por este caso, señala.

Un portavoz de Ikea aseguró a Efe que desconocían este comportamiento y que han decidido abrir una investigación interna para aclararlo.

'Desaprobamos radicalmente todo atentado contra la vida privada de nuestros colaboradores, socios o clientes', indicó el portavoz, quien señaló que se toman el caso 'muy en serio'.

Nada más conocer el artículo del semanario satírico, Ikea convocó una reunión de urgencia en la que decidieron abrir una investigación interna para 'encontrar una solución rápida' al problema.

Según Le Canard Enchaîné, el director de riesgo de Ikea llegó a un acuerdo con el responsable de Sûreté International para poder tener información de empleados y clientes procedentes de un fichero confidencial reservado a usos policiales.

Por 80 euros la consulta, el hipermercado de muebles podía hacerse con datos de personas que le interesaban.

Le Canard Enchaîné revela consultas sobre empleados fichados por la policía o sobre clientes que presentaron reclamaciones a la empresa.

En total, el semanario asegura haber tenido acceso a un centenar de correos electrónicos intercambiados entre Ikea y la empresa de seguridad privada.