Público
Público

El Senado abre el camino para la reforma sanitaria

Los demócratas superan la primera de cuatro votaciones para aprobar el proyecto en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, elogió este lunes al Senado por haber logrado 'una gran victoria para el pueblo americano', al colocar el proyecto de ley de reforma sanitaria camino de ser aprobado antes de Navidad.

La Cámara Alta aprobó por 60 votos a favor y 40 en contra una moción de procedimiento que abre la vía para la votación definitiva el próximo jueves.

Antes habrá otras dos votaciones de procedimiento que superar y, en cada una de ellas, la ausencia de un solo senador por un accidente o por la imposibilidad de llegar al Senado en medio de la nieve que no cesa de caer en Washington daría al traste con todo el proceso, ya que los demócratas necesitan 60 votos para evitar que la oposición republicana apruebe una moción que impide que un asunto en este caso, la reforma sanitaria se someta a votación.

'Al plantarse frente a intereses que han evitado durante décadas la reforma y que ahora están haciendo lobby contra ella de modo furioso, el Senado nos ha puesto más cerca de una reforma que va a suponer una tremenda transformación', dijo Obama.

Si el Senado pasa el proyecto de reforma, este debe ser fusionado con una versión aprobada por la Cámara de Representantes y la versión fusionada debe pasar de nuevo por cada una de las cámaras antes de ser enviada a Obama, pero es poco probable que la iniciativa final se aleje de la versión del Senado, dadas las dificultades para conseguir su aprobación en la Cámara Alta.

'Será uno de los mejores regalos de Navidad que este Congreso le hace al pueblo', dijo el senador demócrata Tom Harkin.

Los demócratas se habían asegurado la victoria el sábado, después de que el senador demócrata por Nebraska Ben Nelson, reticente a la reforma, adquiriera el compromiso de apoyarla si se garantiza que los fondos federales no se usan para pagar abortos.

Nelson advirtió de que se opondrá al proyecto fusionado si cambia el acuerdo sobre el aborto o se vuelve a incluir una cláusula eliminada en aras del consenso que daba la opción de que hubiera un seguro médico del Gobierno.

En declaraciones a la cadena de televisión NBC, el principal asesor político de la Casa Blanca, David Axelrod, declaró que la medida representa un compromiso. 'Está a años luz de como estábamos hasta ahora', declaró Axelrod. 'No es perfecta pero con el tiempo podrá mejorarse', agregó.

'La atención sanitaria debe ser un derecho, no un privilegio', dijo el senador Christofer Dodd. 'Desde los tiempos de Harry Truman, cada congreso y cada presidente han pensado por lo menos en hacer esto. Algunos incluso lo intentaron', agregó.

La oposición republicana considera la iniciativa 'un desastre histórico', en boca de su líder en el Senado, Mitch McConnell.