Publicado: 10.01.2014 10:54 |Actualizado: 10.01.2014 10:54

Soldados de EEUU matan por error a un niño de cuatro años en Afganistán

"Las fuerzas de los Marines pensaron que era un enemigo y abrieron fuego", afirma Omar Zwak, el portavoz del gobernador de Helmand

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las fuerzas estadounidenses desplegadas en Afganistán han matado a un niño afgano de cuatro años de edad en Helmand, en el sur del país, por un error supuestamente provocado por la mala visibilidad en la zona. "Como había mucho polvo por el mal tiempo, las fuerzas de los Marines pensaron que era un enemigo y abrieron fuego. Como resultado del fuego erróneo, el niño murió", ha indicado Omar Zwak, el portavoz del gobernador de Helmand. Esto se produce en un momento en el que las relaciones entre las autoridades afganas y norteamericanas se ven marcadas por las negociaciones para la continuidad de las tropas cuando finalice la misión de la OTAN.

Las relaciones entre Estados Unidos y Afganistán se han visto perjudicadas por la negativa del presidente afgano, Hamid Karzai, a firmar el Acuerdo Bilateral de Seguridad (ABS), el pacto que regirá las condiciones en las que permanecerán las tropas estadounidenses en el país centroasiático cuando se complete el repliegue este año de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad.

Estados Unidos mantiene que sus fuerzas no pueden seguir en Afganistán si no tienen un marco legal que les ampare. Su completo repliegue dejaría en manos de las fuerzas de seguridad y las Fuerzas Armadas afganas la gestión de la seguridad.

Karzai, que termina su mandato este año y no se podrá presentar a la reelección, reclama que Estados Unidos ponga fin a todas las operaciones militares en suelo afgano antes de firmar el ABS. "Hemos pedido un cese completo de todas las operaciones en viviendas y pueblos para evitar estas muertes de niños inocentes y civiles", ha afirmado Aimal Faizi, el portavoz del presidente afgano, en referencia a la muerte del niño de cuatro años.

Un portavoz de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF, la misión de la OTAN) ha explicado que la operación aliada investigará lo sucedido y estudiará las medidas a adoptar para evitar las muertes de civiles.