Público
Público

Somalia sitúa a las dos cooperantes al sur del país

Las españolas habrían sido trasladadas ante el avance de las tropas de Kenia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las cooperantes españolas de Médicos Sin Fronteras (MSF) Montserrat Serra y Blanca Thiebaut secuestradas el jueves pasado en el campo de refugiados de Dadaab (Kenia) se encuentran en Kismayo, un bastión del grupo islamista Al Shabab al sur del país, según aseguró ayer a Reuters el general Yusuf Ahmed Dhumal, jefe de las fuerzas del Gobierno de Transición de Somalia en el sur somalí. Kismayo es una ciudad portuaria de más de 180.000 habitantes ubicada en la región de Juba, una de las más azotadas por la hambruna declarada el pasado julio por la ONU. Según el general, Al Shabab, que sigue negando cualquier implicación en el secuestro, las habría trasladado el lunes desde Taabto debido al avance conjunto de las fuerzas kenianas y somalíes.

En cuanto a esta presunta ubicación de las cooperantes españolas, fuentes del Ministerio de Exteriores español prefirieron no hacer ninguna valoración al respecto. “No vamos a entrar a comentar ninguna información. Seguiremos como hasta ahora, trabajando con cautela y discreción para la rápida resolución de este secuestro”, apuntaron.

Entretanto, la Policía keniana, que ha comenzado a implantar medidas de seguridad para blindar Nairobi, anunció ayer la detención de dos ciudadanos británicos, presuntamente relacionados con Al Shabab, mientras cruzaban la frontera para entrar en Somalia. Junto a estos, ayer fueron arrestadas otras diez personas de origen somalí en los campamentos de Dadaab.

En cuanto a los británicos, según contó el portavoz de la Policía, Charles Owino, al periódico Capital News, uno de ellos es de ascendencia somalí y el otro paquistaní, y fueron detenidos el lunes por la mañana. Ambos son de Cardiff, Gales. El Gobierno británico ha sido informado de estas detenciones. “Sospechamos que estaban coordinando las actividades de Al Shabab o que, posiblemente, le estaban proporcionando información”, detalló a los medios el portavoz policial.

Exteriores sigue trabajando con 'discreción' para liberar a las mujeres

Ambos arrestos se produjeron en la localidad fronteriza de Kiunga, al norte del archipiélago de Lamu, zona muy turística donde hombres armados vinculados a Al Shabab han secuestrado en las últimas semanas a una ciudadana británica y a otra francesa.

La Policía de Kenia ya había declarado en repetidas ocasiones su sospecha de que estos secuestros contaban con informadores instalados en Kenia.

Las advertencias vertidas el lunes pasado por el portavoz de Al Shabab, Sheikh Ali Mohamud Rage, que amenazó a Kenia con “destruir sus rascacielos y hacer desaparecer su turismo”, pudieron comenzar a materializarse ayer. Un atentado con un coche bomba en Mogadiscio se cobró la vida de al menos cuatro personas, según Efe, si bien otros testimonios locales elevaban la cifra a la decena.

El atentado tuvo lugar cerca del Ministerio de Exteriores somalí, donde, en ese momento, se encontraban reunidos varios oficiales del Gobierno local con los ministros de Defensa y Asuntos Exteriores de Kenia, Yusuf Haji y Moses Wetangula, respectivamente. El 4 de octubre, un atentado de Al Shabab en la capital somalí se saldó con al menos 70 muertos y más de 50 heridos.

Las tropas de Kenia comenzaron a avanzar desde el lunes por la tarde hacia la ciudad somalí de Afmadow, donde, según un portavoz del Ejército, docenas de militantes de Al Shabab, grupo vinculado a Al Qaeda, están siendo reunidos para prepararse para el combate.

Según declaró a Reuters Hussein Osman Roble, un residente de Afmadow, los habitantes de esta urbe comenzaron ayer a huir ante la llegada de refuerzos de Al Shabab. “Aviones de combate están sobrevolando la zona, si bien no hay signos de que las tropas somalíes o kenianas se encuentren en las inmediaciones de la localidad”, apuntó.

Dos británicos han sido detenidos por su vinculación con Al Shabab

A pesar de la operación militar puesta en marcha por el Ejército keniano, un portavoz del Gobierno de Transición somalí, Omar Osman, negó a Voice of America que tal incursión esté teniendo lugar. “Las tropas kenianas no están en nuestro país, son nuestras tropas. Son fuerzas somalíes que han estado en Kenia recibiendo entrenamiento de las autoridades del país y ahora han regresado a nuestro territorio para enfrentarse a Al Shabab”, aseveró el portavoz del Ejecutivo.

La ofensiva de Kenia hacia Somalia comenzó el pasado sábado y el lunes las tropas kenianas ya habían alcanzado la región de Qoqani, ubicada a casi cien kilómetros de la frontera con Kenia.

La última vez que Somalia fue invadida por tropas vecinas fue a finales del año 2006, cuando Etiopía comenzó una ocupación que duró dos años y alentó la formación de la milicia islamista de Al Shabab.